Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Son Güells temen que la planta de hormigón siga adelante

Esperan que la Comisión Balear de Medio Ambiente se muestre en contra del proyecto

Los vecinos colgaron carteles en contra de la planta hormigonera meses atrás.

Los vecinos colgaron carteles en contra de la planta hormigonera meses atrás.

Los vecinos de Son Güells aseguran que no respirarán tranquilos hasta que el proyecto de planta de hormigón previsto en su barrio tenga el informe en contra de la Comisión Balear de Medio Ambiente y esta fábrica se haya reubicado en otra zona.

La asociación de vecinos Son Güells no considera «paralizado» el proyecto de la planta de hormigón, pese a que el Ayuntamiento ya ha mostrado su oposición al mismo y haya anunciado una moratoria de licencias de construcción en esta zona, que no incluye la mencionada cementera por estar ya solicitada. «El problema es que técnicamente se puede hacer», así que la esperanza de los vecinos es que la Comisión Balear de Medio Ambiente tenga en cuenta los diversos informes negativos al respecto, explicó ayer Xisca Cifre, secretaria de la asociación de vecinos. Al igual que ha sucedido en el Ayuntamiento, donde los diferentes partidos políticos se han puesto del lado de los residentes, Son Güells también espera que los miembros de la CMAIB voten en contra de la implantación de esta industria.

Tal como indicó un día antes la regidora de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, la decisión sobre si habrá o no una planta de hormigón en Son Güells depende ahora de la Comisión de Medio Ambiente, presidida por Antoni Alorda, que podría tomar una decisión en cuestión de dos semanas.

Xisca Cifre incidió ayer en los diversos informes negativos sobre este proyecto. «Es un problema de todos», añadió sobre la posible contaminación por partículas provenientes de la cementera del aire y del torrente de na Bàrbara, que llega hasta El Molinar y El Portitxol.

«No respiraremos hasta que digan que no se puede hacer», reiteró la portavoz de la asociación de vecinos. En Son Güells, además de viviendas hay un centro de dependientes y varios colegios cercanos, así como el polideportivo Germans Escalas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats