Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Emaya cuestiona el informe de la fiscalía sobre los vertidos

Dos técnicos discrepan sobre si hay o no delito en el vertido de aguas mixtas en la bahía de Palma

Neus Truyol defendió su gestión en Emaya ante la juez.

Neus Truyol defendió su gestión en Emaya ante la juez. M. Mielniezuk

Los abogados que defienden a los implicados en el caso Emaya, en el que se pretende aclarar si existe delito ambiental en los vertidos de las aguas depuradas que se arrojan al mar, han puesto en cuestión el informe que ha presentado la fiscalía. Un estudio que firma un técnico de la Península, que ha analizado las muestras que le facilitó el Seprona de la Guardia Civil, señalando que los vertidos son contaminantes.

Este perito fue citado ayer a declarar por la juez que instruye la causa y se ratificó en su informe. Los representanes de Emaya cuestionan que se hayan analizado las muestras en la desembocadura de la depuradora, en vez de hacerlo con las aguas de las zonas de baño. Los peritos difieren sobre las fórmulas técnicas que se han realizado en las analíticas que han recogido, por lo que los resultados son muy distintos. El técnico presentado por la fiscalía reconoció ayer que ambas fórmulas son legales y que es habitual que se discrepe sobre los resultados. El experto reconoció que la contaminación solo aparece en los momentos de lluvia.

Cabe recordar que tanto la expresidenta de Emaya, Neus Truyol, como la antigua gerente de la empresa municipal, Inma Mayol han sido imputadas por un presunto delito medioambiental. La denuncia la presentó un abogado a título particular, lo que motivó el inicio de una investigación realizada por la Guardia Civil, que señaló la posible comisión de un delito medioambiental en la gestión de los vertidos.

Las antiguas responsables políticas de la empresa atribuyen la contaminación que se produce los días de lluvia a la antigüedad de la instalación de aguas fecales que tiene Palma. Ambas defendieron que intentaron mejorar la red, aunque se precisa de una fuerte inversión económica.

Compartir el artículo

stats