Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cort paraliza la urbanización de Son Puigdorfila y protege seis terrenos más

Desclasifica suelo en Can Fontet, Son Sardina, Son Castelló Sud, sa Bomba, Son Güells y ses Calafates

Finca de Son Puigdorfila.

El Ayuntamiento ha paralizado la tramitación del proyecto de urbanización de Son Puigdorfila y también protegerá suelo urbanizable no programado en Can Fontet, Son Sardina, Son Castelló Sud, sa Bomba, Son Güells y ses Calafates.

Neus Truyol, regidora de Modelo de Ciudad, explicó ayer que, de acuerdo con el Decreto ley del Govern de protección del territorio aprobado en junio, el Ayuntamiento de Palma paraliza proyectos o desclasifica suelo urbanizable no programado en diferentes puntos del municipio, hasta un total de un millón y medio de metros cuadrados.

El Decreto Ley 9/2020, de 25 de mayo, de medidas urgentes de protección del territorio de Balears, añadió Truyol, afecta a 188 hectáreas de suelo urbanizable no programado y de suelo urbanizable no consolidado. Como ya se avanzó hace meses, Son Puigdorfila, que entraría en la primera categoría y donde se había proyectado construir más de 700 viviendas y diferentes equipamientos, queda afectada por esta norma y protegida.

Precisamente ayer, la Gerencia de Urbanismo aprobó suspender la tramitación administrativa de suelo urbanizable de Son Puigdorfila Sud, liberando un total de 23,5 hectáreas, donde estaba previsto edificar más de 700 viviendas y varios equipamientos, como colegios y un centro comercial. 

Respuesta a la demanda social

“Damos respuesta a la demanda social y vecinal de proteger este ámbito”, comentó sobre esta decisión la regidora, que agradeció la implicación de las asociaciones vecinales de Son Rapinya, Son Espanyolet, Son Dameto, Son Cotoner y Son Roca, y de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Palma, así como el debate creado por ellas en torno a esta finca.

En este proyecto, añadió la regidora, el Consistorio siempre ha estado del lado del interés general y ha escuchado a los vecinos porque es “innegable” el valor medioambiental, paisajístico y etnológico de la finca y el ámbito.

Quedará por definir el grado de protección que tendrá Son Puigdorfila, que cuenta con elementos patrimoniales de valor, pero Truyol ya anticipó que Cort es partidario de decretar la máxima posible.

En el resto de ámbitos que quedarán protegidos no había todavía proyectos de urbanización, indicó la responsable de Modelo de Ciudad. 

En marzo de 2014, Urbanismo aprobó una adaptación del Plan General de Palma al Plan Territorial de Mallorca para posibilitar el desarrollo de los terrenos de Son Puigdorfila, sa Bomba, Can Fontet, Son Sardina y Son Güells, entre otros.

La edil recordó ayer que el decreto del Govern permite una regulación muy proteccionista, siendo la más ambiciosa de las últimas décadas.

La regidora recalcó que se trata de un modelo de decrecimiento, que permite frenar la “depredación” del territorio y las dinámicas especulativas, y afrontar un modelo de ciudad basado en la ciudad “compacta, resiliente, optimizando la ciudad consolidada”.

Truyol apuntó que la decisión es coherente con los principios del urbanismo ecosistémico del Plan General que se está redactando. Así, a pesar de que el incremento de población previsto para los próximos años –más de 65.000 habitantes en las próximas dos décadas– se plantea una reducción del consumo del territorio para dar respuesta a todas las necesidades de los vecinos.

Compartir el artículo

stats