Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

José Hila: "No tenemos un policía para que vaya detrás de cada persona"

El alcalde apela a la responsabilidad individual para luchar contra el virus y anuncia más controles policiales a terrazas y contra los botellones, aunque para ello haya que relegar otros servicios

El alcalde de Palma, por la calle Santa Eulàlia.

El alcalde de Palma, por la calle Santa Eulàlia. Guillem Bosch

José Hila (Palma, 1972) se ha reincorporado esta semana al trabajo y anuncia más control policial contra los incumplimientos de las medidas y de las restricciones para luchar contra el coronavirusluchar contra el coronavirus, aunque eso, avisa a sus conciudadanos, suponga quitar agentes de otros servicios.

P Se cierran las playas por la noche, se vuelve a desinfectar las calles con lejía

R Nosotros actuamos por recomendación de las autoridades sanitarias, la vez anterior y esta. La verdad es que una de las cosas que mejor funcionó en la lucha contra el covid fue la coordinación entre instituciones y eso es lo que hacemos. Con el tema de la limpieza con lejía igual, somos de los primeros ayuntamientos que lo hacen.

P ¿Serán necesarias más medidas de las que han entrado ahora en vigor?

R Yo creo que sí. Sí, en función de la evolución, pero creo que hasta que detengamos el crecimiento, se tendrán que ir tomando medidas restrictivas.

P ¿Cuáles podrían ser?

R Probablemente, en los equipamientos públicos y en los servicios públicos se restringirá el horario, como en las playas... Aquí quien tiene el liderazgo es la autoridad sanitaria.

P Pero en este caso Palma siempre tiene un papel preferente.

R Sí, evidentemente, se mira lo que se hace en Palma, pero nosotros no vamos a ir por libre, vamos a ir coordinados con la autoridad sanitaria.

P ¿El Ayuntamiento va a controlar más las terrazas de bares y restaurantes? En muchas es evidente que no se respetan las medidas de seguridad.

R La Policía ha puesto bastantes sanciones y se han tomado bastantes medidas. La Policía está controlando, lo que pasa es que el control no ha llegado al que se realizaba durante el estado de alarma, porque en ese momento la Policía dejó de hacer muchas otras cosas para dedicarse casi exclusivamente al control. Y eso, ahora mismo, no es así. Va a ser un tema más prioritario de nuevo dentro de los objetivos de la Policía, a costa de otros servicios.

P La limpieza de la ciudad es una fuente constante de quejas.

R Emaya lleva tiempo reforzando sus servicios, lo que pasa es que la línea de trabajo que llevábamos quedó interrumpida por un estado de alarma que cambió las prioridades y se dedicaron a desinfectar en lugar de cortar hierbas o eliminar grafitis. Nos tenemos que adaptar a cada momento y ahora volvemos a priorizar los servicios de limpieza y desinfección de las calles.

P En Son Gotleu, el barrio con mayor incidencia de covid en la isla

R Reforzaremos la limpieza en las zonas donde más casos se detecten y también el dispositivo policial será más potente en esas zonas. Pero se producirá partir de ahora, cuando tengamos más identificado, por parte de la conselleria de Salud, dónde están cada una de las zonas con más contagios. Y les dedicaremos más recursos que a otras.

P ¿Descarta pedir confinamientos?

R Eso será algo que la autoridad sanitaria nos irá pidiendo o alertando. Ahora mismo nosotros tenemos que poner todos los recursos de forma coordinada con la autoridad sanitaria. Si cada uno hace la guerra por su cuenta, no funciona. En otros sitios fue así y no funcionó. Aquí hicimos lo contrario, y funcionó. Y lo vamos a seguir haciendo. Se va a hacer un seguimiento constante de estas zonas y cuando la autoridad sanitaria considere, si lo considera, que en algún momento se tiene que confinar una parte o todo, pues nosotros automáticamente colaboraremos para que sea así.

P Más quejas ciudadanas: botellones y Policía que no acude...

R Se ha hecho una actuación muy potente contra los botellones coordinados con la Policía Nacional. Se han impuesto bastantes sanciones y se ha hecho de forma constante. Lo que pasa es que si los jóvenes de la ciudad quieren salir a la calle, por muchos policías que pongamos, no se lo vamos a impedir. Tiene que haber una parte de control, pero también una llamada a la responsabilidad a los jóvenes de la ciudad: que hacer un botellón ahora es un problema grave y no se puede permitir, porque es un elemento de contagio. La lucha contra el covid no es una lucha que solo pueda hacer el Ayuntamiento y el Govern balear, si la sociedad no está en esa lucha, no la ganaremos. Y la sociedad es cada uno de nosotros.

P ¿Se va a poner más estricta la policía con las multas?

R Sí, iremos incrementando los dispositivos de control. Empezamos esta semana y vamos a imponer sanciones de forma importante. Ya se estaba haciendo, pero ahora nos volveremos a centrar en el control.

P En unos días, habrá paros en la EMT y una huelga a la que se suman trabajadores de la ORA, de Bicipalma y de aparcamientos

R Con la crisis que hemos tenido, con tantas empresas en ERTE y tantas personas que se han quedado sin trabajo, los trabajadores de las empresas públicas han cobrado cada mes todo su sueldo, lo que les tocaba, y han mantenido su empleo. Esa ha sido mi intervención personal y creo que tendrían que estar muy contentos de que haya sido así. Ellos son personas que están protegidas por la acción de un gobierno que ha permitido que sus puestos de trabajo sigan adelante. Y, además, hemos invertido en la mejora de las empresas, en todas. Hemos renovado la flota, hemos contratado a más chóferes. El 2% del IPC lo han cobrado, cuando hay otras administraciones que no lo han pagado... Creo que no hay elementos objetivos para hacer una huelga, al contrario, tendrán que explicar cómo en esa situación ellos quieren hacer una huelga, yo no lo entiendo. Si es para presionarnos, en este momento, con todo lo que vive la ciudad, esa presión no es justa ni tiene que ejercerse.

P ¿Va a reunirse con ellos?

R Yo siempre me reúno con todo el que me lo pide, pero el mensaje es claro. Mi prioridad ha sido mantener puestos de trabajo, salvar las empresas. En el último pleno tuvimos que destinar 16 millones de euros a salvar la EMT y cinco a salvar la SMAP. Los trabajadores de la ORA los hemos internalizado, seguramente si no hubiera sido así, más de uno habría acabado en un ERTE.

P Miles de familias han recurrido a Bienestar para pedir ayudas, muchas de ellas por primera vez en su vida, mientras Cort sigue contratando asesores para fiestas, ¿entiende que esto pueda molestar?

R A las ayudas urgentes estamos destinando muchos millones de euros, todos los que hagan falta. Me parece que llevamos siete millones destinados cuando en principio había cuatro presupuestados. Y seguiremos destinando lo que haga falta. Las fiestas también son una necesidad social. Sobre las que organiza el Ayuntamiento, en cada momento iremos viendo... Cada año contratamos a alguien para que dirija las fiestas de la cabalgata y del Ayuntamiento. Lo que se llama asesor ahora, toda la vida ha sido el director de la cabalgata, porque tiene que haber alguien que esté al cargo.

P ¿Es prioritario gastarse tres millones en el eje de Nuredduna?

R Esta crisis lo que no tiene que hacer es que olvidemos el modelo de ciudad, porque la ciudad va a seguir ahí cuando pase la crisis y tiene que mejorar, es nuestro compromiso de gobierno. En una crisis también económica y social, la regla de oro para salir de ella es la inversión pública. Si no destinamos ese dinero a esas obras, no se puede destinar a otras cosas. O se dedica a inversión, o se pierde. La mayoría del dinero de inversión es dinero que hemos conseguido de otras administraciones. Si no lo utilizamos, hay que devolverlo. Me parecería absurdo devolver dinero en un momento en que hay personas en paro que podrían trabajar en esas obras, en que podríamos mejorar nuestra ciudad... El covid no tiene que significar que se pare la ciudad.

P ¿Ha decidido ya qué va a hacer con el remanente que reclama el Gobierno?

R Cada grupo municipal tendrá que decir qué opina. Yo creo que en un momento como este, todo el dinero que podamos conseguir para utilizar va a ir bien. Ahora mismo, el dinero que tenemos en el banco no lo podemos utilizar. La Ley Montoro nos dice que o lo destinamos a pagar a los bancos o se queda en el banco. No hay más opción, así que cada año lo destinamos a reducir deuda. Con este acuerdo nos han dicho que 11 millones los podemos destinar a ayudas urgentes, a arreglar la ciudad, a medidas covid, a desinfección... Entre tener 11 millones para ayudar a mi ciudad o tenerlo en el banco para pagarlo a los bancos, mi decisión sería quedarme 11 millones. Pero luego, cada uno que se retrate. ¿Es el mejor acuerdo? No, yo hubiese preferido que me le diesen todo. También tengo que decir que los años anteriores me dieron cero...

P Ahora se trata de convencer al resto...

R Bueno, tienen que poner la ciudad por delante de sus partidos. En este caso, diciendo que no es el mejor acuerdo o que me guste, como alcalde, mi responsabilidad es dar a la ciudad todo el dinero que consiga. Se pueden hacer muchas cosas con 11 millones.

P Tuvo que permanecer aislado

R Bueno, vivo con tranquilidad, pero en estado de alerta, no nos podemos confiar en ningún momento. Hay que mantener siempre las normas de seguridad. Excepto en mi casa, con mi mujer y mis hijas, en el resto de sitios, mascarilla, distancia e higiene de manos. Eso es algo que cada vez tengo más claro que sí o sí. Y que recomiendo expresamente a todos los ciudadanos. Si eso lo hacemos, seguramente el covid, como en la primera ola, pase por Balears de una forma menos dura. La Administración no puede imponer a cada uno las medidas, no tenemos un policía para que vaya detrás de cada persona.

Compartir el artículo

stats