El ayuntamiento de Palma ha colocado este sábado la bandera roja en todas las playas del término municipal, lo que indica que está del todo prohibido el baño en ellas durante el día de hoy. La fuerte tormenta eléctrica y el vertido de aguas sucias, "mixtas" según informa Cort, desaconsejan la presencia de bañistas. La prohibición del baño a causa de la tormenta es en todas las zonas de baño de a causa de la tormentaPalmamás concurridas de Palma.

Por este motivo, las playas de Can Pere Antoni, Ciutat Jardí y Cala Major estarán señalizadas con bandera roja hasta que los análisis de las aguas indiquen que son aptas para el baño y los efectos de la tormenta hayan pasado. Es habitual que cuando se producen lluvias un poco intensas, las aguas pluviales se mezclan con la residuales y provocan que el caudal de agua sucia se vaya directamente al mar.

El ayuntamiento de Palma recuerda que se están llevando a cabo obras en diferentes puntos de la ciudad para evitar los vertidos al mar cuando se producen lluvias de cierta intensidad. En concreto se está construyendo un colector para interceptar las pluviales y un depósito para almacenar allí las residuales. Estás obras, que están en pleno proceso, deben servir para evitar los vertidos a Can Pere Antoni, Ciutat Jardí y Cala Major.