Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis

La covid 'destroza' al comercio de Palma y causa más de un 25% de cierres de tiendas

By, de Pedro Mesquida, y los establecimientos de Pieles de Mallorca en Oms y en Unió ya anuncian la bajada de persiana

5

La covid ‘destroza’ al comercio de Palma y causa más de un 25% de cierres de tiendas

"La covid nos ha destrozado", afirma el empresario Pedro Mesquida, propietario de Xino's, que cierra una de sus tiendas debido a la actual crisis. A la falta de turistas por las restricciones sanitarias se añade que "el mallorquín no tiene dinero". Esta combinación ha provocado que los carteles de "liquidación por cierre" o "se traspasa" se puedan ver en cualquier calle del centro. Afedeco calcula que una cuarta parte de los comercios de Palma han cerrado debido a la situación actual y Pimeco dice que las ventas han bajado un 70%.

La tienda By, de Pedro Mesquida, en Jaume II, anuncia descuentos de hasta el 70% por liquidación por cierre. Ni su ubicación en una calle tan céntrica ha evitado que las cuentas no cuadren. Su propietario pone en evidencia la poca gente que pasa a media mañana por este lugar, cuando en años anteriores resultaba casi imposible abrirse paso.

La mitad en Balears

Mesquida asegura que el comercio está muy tocado y cree que en toda Balears llegará a cerrar el 50% de las tiendas "de todo tipo", no solo de ropa como las suyas, remarca. En su caso, su consuelo es pensar que el cierre de una de sus tiendas no es por culpa de su gestión, sino por una pandemia mundial, explica. De momento baja la persiana de una, pero tampoco descarta cerrar alguna más.

El pasado mes de mayo también cerraba una tienda muy conocida en Palma, es Refugi de Muntanya, que después de 40 años no podía afrontar el alquiler del local de la calle Sindicat, ya que no tenía ingresos debido a esta crisis. En su caso, optaron por trasladar el negocio a Bunyola. "La decisión fue la menos mala de todas las que nos habíamos planteado y ahora, después de haberlo reposado un poquito, creo que hemos acertado", manifesta su responsable, Martí Dols, a través de las redes sociales de este negocio.

Y es que la caída de ventas y los gastos de alquiler y de personal son escollos difíciles de superar para los comerciantes. Toni Gayà, presidente de Afedeco, afirma que "lo preocupante no es el 25% que haya podido cerrar, lo preocupante es lo que viene de cara a Navidad. Este año habremos vivido tres inviernos, porque el verano ha sido como un invierno y el comercio de aquí vive durante el invierno de las ventas estivales".

El sector reclama al Ayuntamiento que concrete cómo piensa ayudarles. "Lo que no pueden hacer es anuncios de ayudas que al final no sirven de nada, que son papel mojado", incide Gayà. En este punto, el presidente de Afedeco reclama que se ponga en marcha el reivindicado centro comercial a cielo abierto. "El comerciante no necesita que le den 1.000 euros. El comerciante necesita que le lleven gente al centro, necesita tener a la Administración a su lado".

Toni Fuster, presidente de Pimeco, quiere esperar al cierre de hoteles para valorar el de comercios, pero deja claro que "la situación es muy complicada. Las ventas han bajado más de un 70%".

Los negocios que más han sufrido hasta ahora son los de costa, según comenta. No han tenido ni cliente local ni turista. Por sectores, tanto en Palma como en los pueblos, las tiendas de moda, de complementos y calzado han sufrido una drástica caída del negocio, al igual que las de souvenirs de Ciutat.

En esta situación tan complicada, solo los comercios con productos de primera necesidad, como los de alimentación o las de limpieza "son los menos afectados", señala el presidente de Pimeco.

Muy parecido se pronuncia Gayà. "Estamos viviendo escenas que espero que dentro de un par de años nos choquen. Nadie en el peor de sus sueños lo hubiera imaginado". Pese a todo, quiere ser positivo y confía en que la vacuna contra el coronavirus "dará alas a los negocios".

Compartir el artículo

stats