Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Grandes buques de pasaje en el Puerto de Palma

Eugenio C

El Eugenio C cuando fue construido fue definido por su propia naviera como "El barco de futuro", puesto que reunía una serie de innovaciones...

El 'Eugenio Costa' atracado en la primera alineación del Dique del Oeste en mayo de 1993.

El 'Eugenio Costa' atracado en la primera alineación del Dique del Oeste en mayo de 1993. Manuel R. Aguilera

La Naviera Costa visita el puerto de Palma desde el año 1952 y prácticamente todos sus buques han pasado alguna vez por la bahía, uno de sus barcos más importantes y emblemáticos fue el Eugenio C.

El Eugenio C cuando fue construido fue definido por su propia naviera como "El barco de futuro", puesto que reunía una serie de innovaciones que tuvieron influencia en el diseño de posteriores buques. La idea es que fuera utilizado en la línea regular entre el Mediterráneo y Sudamérica, pero además que realizase cruceros turísticos, para ello, aunque fue dotado de tres clases, éstas sólo se referían a los camarotes, siendo todos los salones de uso común, lo que hizo que años después, cuando ya sólo se dedicó a los viajes de placer, su transformación no fue demasiado complicada.

Fue construido en los astilleros Cantieri Reuniti dell'Adriático en Monfalcone y las formas de su casco eran derivadas del Galileo Galilei y su máquina igual al Oceanic, buques construidos antes en los mismos astilleros. Singulares eran sus chimeneas pareadas situadas a popa, dejando amplio espacio libre en el centro del buque, algo que con el tiempo se volvió habitual en buques posteriores. El barco estaba dotado de un gran teatro, un espacio para niños y hasta una capilla dedicada a San Eugenio.

Su construcción se inició en enero de 1964, fue botado en noviembre del mismo año y la última semana de agosto de 1966 realizó un crucero de pruebas, iniciando su primer viaje a Sudamérica el 31 de agosto de 1966. Sus características iniciales eran eslora 217,4 metros, manga 29,3 y 30.567 toneladas de registro. Su propulsión era por turbinas de gas que le dieron una velocidad en pruebas de 28,43 nudos. Su capacidad inicial fue de 214 pasajeros en primera clase, 374 en turista A y 1.071 en turista B.

En el transcurso de este primer viaje, en el tramo entre Lisboa y Río de Janeiro, estableció un nuevo récord al realizarlo a una velocidad media de 27,5 nudos. Durante años estuvo en esta ruta entre el Mediterráneo, Brasil, Uruguay y Argentina, alternado con cruceros turísticos. En 1977 realizó su primera vuelta al mundo. Con el tiempo, los viajes regulares se fueron reduciendo, en 1981 hizo seis y en 1982 sólo 3, realizando a partir de entonces sólo cruceros. Como incidencia más importante hay que destacar la colisión que tuvo el 26 de diciembre de 1984 en Río de Janeiro con el destructor brasileño Sergipe.

En 1987, dentro de una importante reforma que se le realizó en Génova, se le añadió un nuevo salón en la zona de popa y se le dotó de hélice de proa, siendo cambiado su nombre por el de Eugenio Costa, prosiguiendo con sus viajes turísticos. En 1994 fue vendido al grupo Bremer Vulcan, dueño de los astilleros que estaban construyendo el nuevo Costa Victoria, pero fue fletado y siguió operando para Costa, hasta 1997, en que Bremer Vulcan lo vendió a la empresa británica Lowline que después de otra reforma le puso el nombre de Edimburg Castle, fletándolo a Direct Cruises, empezando a realizar cruceros desde Gran Bretaña. Cuando Lowline quebró en 1999 el barco pasó a ser propietario de otro astillero, Cammell Laird, que lo fletó a Premier Cruise Line, que le puso el nombre de Big Red Boat II, pintándolo de rojo y comenzando una serie de cruceros por el Caribe que finalizaron en septiembre del año 2000, quedando el barco amarrado en Freeport en las islas Bahamas, hasta que en año 2005 con el nombre de Red Boat, partió para el desguace en las playas de Alang en la India.

La relación del Eugenio C con el puerto de Palma se inicia el 26 de diciembre de 1967, fecha de su primera escala. Llegó procedente de Génova y marchó rumbo a Funchal. Con el nombre de Eugenio C realizó un total de nueve visitas, siendo la más sonada la que realizó el 22 de septiembre de 1971, que se correspondía con la llegada del trasatlántico número 200 de ese año, con tal motivo se realizó una gran fiesta. El barco, que llegó procedente de Génova, fue recibido con chorros de agua por parte de los remolcadores, quedando atracado en la primera alineación del Dique del Oeste. Posteriormente hubo una recepción en el castillo de Bellver en el transcurso de la cual Antonio Cirerol, teniente de alcalde, en representación del alcalde de Palma, hizo entrega al presidente de la naviera Costa Armatori, Giacomo Costa, del título de Huésped ilustre de Palma. Más tarde ya a bordo del buque hubo otro acto en el que Miguel Nigorra, presidente de la junta de puerto, impuso a Giacomo Costa la insignia de oro del puerto y el gobernador civil, Víctor Hellín, hizo entrega de la placa conmemorativa del transatlántico numero 200 al capitán del barco Marco Simicivh.

Entre 1987 y 1996 ya llamándose Eugenio Costa, llegó al puerto en 20 ocasiones más, destacando el año 1991 que lo hizo en siete ocasiones, dado que realizó una serie de cruceros regulares de doce días de duración que pasaban por Palma.

Finalmente, como Edimburg Castle vino en dos ocasiones en 1998, la última el primero de agosto de ese año, una escala en que llegó procedente de Gibraltar y marchó rumbo a Mahón y que se convirtió en su postrera visita a Mallorca.

Compartir el artículo

stats