Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las empresas náuticas reclaman al sustituto de Gual que mantenga el varadero abierto

La asociación Adnea pide al futuro presidente del Puerto "agilizar el concurso público pensando en el bien general del sector"

En el Moll Vell se encuentran los llamados muelles comerciales, donde hay un varadero de 130.000 metros cuadrados.

En el Moll Vell se encuentran los llamados muelles comerciales, donde hay un varadero de 130.000 metros cuadrados.

Las empresas y autónomos del sector náutico que trabajan en el varadero de Palma reclaman al futuro presidente de la Autoridad Portuaria que toda la instalación mantenga el modelo de gestión abierto para poder seguir dando empleo a más de 3.000 personas. El sistema centralizado previsto en la competencia de proyectos publicada en enero supondría la "sentencia de muerte" de estos trabajos y unas 200 pymes, y así se lo quieren hacer saber al nuevo responsable del organismo, aún sin nombrar, tras el cese de Joan Gual de Torrella por un presunto caso de corrupción sobre amaños en licitaciones.

Poco antes de su destitución el mes pasado, la entidad portuaria anunció que sustituía la llamada competencia de proyectos por un concurso público, lo que supone que la APB redactará unas bases que establezcan las condiciones de la gestión de 69.000 metros cuadrados de explanada de tierra y otros 56.000 de espejo de agua, es decir, 125.000 metros en total. El temor a que la ampliación del varadero sea explotada mediante un modelo cerrado, que significa que una sola empresa se encarga de las reparaciones, propició la unión de los afectados mediante la creación de la asociación para el desarrollo náutico de empresas y autónomos (Adnea).

Su presidente, Álex Casares, pedirá al futuro dirigente político de la Autoridad Portuaria "que agilice el nuevo concurso público pensando en el bien general del sector". Explica que la industria náutica "tiene la necesidad de ampliar su radio de trabajo en un varadero de modelo abierto que dé cabida a todas las empresas, grandes, medianas, pequeñas y autónomos, sin excepción, ya que este es el sistema que genera más tejido industrial y, por tanto, más riqueza", según Casares.

El portavoz de Adnea destaca que se trata del "segundo sector más importante del archipiélago tras el turismo", aunque matiza que ahora "la crisis provocada por la covid ha reventado el primer motor económico de Balears, por lo que la industria náutica tiene más peso en estos momentos para generar PIB". De ahí que inste a las administraciones a "proteger y seguir apostando fuerte" por un sector "en claro crecimiento, con grandes perspectivas de futuro y que genera nuevos puestos de trabajo", por lo que también pide formación y estudios específicos en reparación y mantenimiento de embarcaciones.

Los muelles comerciales están gestionados actualmente por la empresa STP, que explota 130.000 metros cuadrados de varadero, aunque hay otros 69.000 metros en desuso (más 56.000 de espejo de agua) que son los que ahora quiere sacar a concurso público la Autoridad Portuaria. La primera propuesta fue la competencia de proyectos de la empresa Astilleros de Mallorca que soliviantó a los pequeños empresarios debido a que la iniciativa planteaba crear un varadero cerrado.

Pymes y autónomos también criticaron en su momento que "supondría un tremendo impacto visual frente a la Catedral", ya que se preveía "construir y explotar un astillero con sistema de elevación de barcos para la reparación y mantenimiento de yates de esloras superiores a 60 metros", según señalaba el BOE. Los pequeños empresarios calculaban que se llegaría a los 120 metros de eslora, lo que requeriría carpas de más de 50 metros de altura justo enfrente de la Seu y Dalt Murada.

El nuevo presidente de la APB y el consejo de administración tendrán que convocar el concurso finalmente anunciado y aprobar los pliegos de condiciones para otorgar en concesión esta enorme explanada de dominio público portuario. Los llamados muelles comerciales o de las golondrinas, que son la prolongación del Moll Vell, han sido objeto de numerosas propuestas, como la creación en ellos de una gran zona de ocio y comercial para la ciudad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats