02 de agosto de 2020
02.08.2020
Diario de Mallorca
Movilidad

El coronavirus aplaza la ejecución de cuatro aparcamientos subterráneos en Palma

Las dificultades económicas por las que atraviesa la SMAP obligan a un "parón de máquinas" provisional

01.08.2020 | 21:12

Las dificultades económicas por las que atraviesa la Societat Municipal d'Aparcaments i Projectes (SMAP) debido a los menores ingresos generados por la pandemia provocada por la expansión de la Covid-19 obligan a la empresa a "parar máquinas", en expresión de su presidente, el concejal de Movilidad Francesc Dalmau y, en consecuencia, "aparcar" provisionalmente la ejecución de cuatro estacionamientos subterráneos con una inversión prevista de 40 millones.

Se trata de los estacionamientos que se construirán en el subsuelo de la plaza Metge Josep Darder, la plaza Progrés, el de la zona de la plaza de Toros y la ampliación del de las Avenidas una vez que el próximo año pase a ser gestionado directamente por la empresa municipal.

La ejecución de estos proyectos, ya anunciada a finales del pasado mandato, y cuya financiación se preveía con capital propio y mediante la formalización de préstamos bancarios, supondría disponer de otras 2.358 plazas de estacionamiento subterráneo, que se añadirían a la oferta actual de 12.342, entre las gestionadas directamente por la SMAP y las existentes en las distintas concesiones municipales.

Se preveía ejecutar las obras escalonadamente, de tal forma que sin el parón provocado por la pandemia y el posterior confinamiento, probablemente en la primera mitad del presente año ya se habría anunciado o aprobado el proyecto de una de estas cuatro infraestructuras.

Metge Josep Darder

Se trata del estacionamiento previsto en la plaza Metge Josep Darder, cuyas obras debían comenzar a lo largo de este año. El número de plazas previsto en esta nueva infraestructura es de 672 y se ubicaría debajo de la calzada de la calle, permitiendo dar respuesta a las necesidades de las barriadas de Son Canals y Pere Garau. El coste aproximado de los trabajos es de 11 millones.

Se preveía ejecutar las obras de forma paralela a las de la peatonalización de la calle Nuredunna con el fin de poder ofrecer bonos a los vecinos afectados por la supresión de las 40 plazas de estacionamiento de esta calle.

No obstante, finalmente se optará por dar facilidades de utilización del estacionamiento de las Avenidas, cuya concesión el próximo año pasa a ser municipal y se ha anunciado que, como ha ocurrido con los de las plazas del Olivar y Major, pasará a ser gestionado por la SMAP.

Plaza Progrés

Otro proyecto "aplazado" (Dalmau insiste en que no se debe hablar en pasado y que no se encuentra en absoluto paralizado) es el del nuevo estacionamiento de la plaza Progrés. Se preveía iniciar las obras una vez que estuviera operativo el de Metge Josep Darder. Con esta infraestructura se pretende dar servicio a Santa Catalina, una zona con un importante déficit de plazas.

Se prevé que disponga de tres plantas con una capacidad para 378 vehículos. Se ubicará debajo de la plaza y permitirá dar respuesta a las peticiones de los vecinos de la zona. La inversión prevista es de poco más de 8 millones de euros.

Ampliación de Gabriel Alomar

La SMAP también contempla la ejecución de la ampliación del aparcamiento de las Avenidas, situado en el subsuelo de Gabriel Alomar i Villalonga. En este caso, el añadido tendrá dos plantas, como el estacionamiento actual, y una capacidad para 428 plazas. Se prevé que esta ampliación permita desviar los vehículos que ahora acuden al estacionamiento de la avenida Antoni Maura, además de dar servicio a las barriadas de la Calatrava y Foners. En este caso, la inversión prevista es de 9 millones de euros.

Zona del coliseo balear

Por último, en la zona de la plaza de Toros se prevé que se pueda construir un nuevo estacionamiento en un solar situado en las inmediaciones del coliseo balear. El coste aproximado de esta nueva infraestructura sería de 12 millones de euros y dispondría de una capacidad de 810 plazas.

Además de estas nuevas infraestructuras, la SMAP también proyecta la construcción de tres aparcamientos disuasorios que, junto a la implantación o modificación de líneas de transporte público conectadas a los mismos, permitirá avanzar en la progresiva eliminación del tráfico rodado en el centro y en los barrios más poblados del Eixample.

Si bien su ubicación está en fase de estudio, se prevé localizarlos en tres de los principales accesos a la ciudad y complementarán los tres existentes en Son Sardina, Son Moix y Son Fuster.

Estacionamientos disuasorios

En la calle Aragó se ubicará uno en un solar situado en la zona de salida de la vía de cintura, lo que permitirá dar alternativas a los vehículos que accedan a la ciudad desde esta vía. En el denominado corredor de Ponent, se prevé ubicar un estacionamiento disuasorio en un solar de Portopí con el fin de dar alternativas de estacionamiento a los vehículos que accedan a la ciudad desde la autopista de Andratx.

Por lo que respecta al corredor de Llevant, se está a la espera de encontrar un solar adecuado para dar respuesta a los vehículos procedentes de la autopista de Llucmajor.

Por el momento, el balance económico para la SMAP desde que de declaró el estado de alarma ha supuesto unas pérdidas de 3,4 millones de euros, 2 millones correspondientes a los menores ingresos por la caída de la rotación en los estacionamientos subterráneos y 1,3 millones del servicio de la ORA, cuya gestión fue asumida hace un año por la empresa municipal.

Esta reducción de los ingresos en relación a los inicialmente presupuestados ha provocado problemas de tesorería en la empresa, además de no tener capacidad este año para hacer frente a la amortización de su deuda.

A lo anterior se añade que la empresa tiene previsto realizar una serie de inversiones en los estacionamientos cuya gestión ha recibido (Juan Gris y plaza Major), lo que ha provocado que se necesite una inyección de capital por parte del Ayuntamiento de Palma valorada en 5 millones de euros y que fue aprobada en el pleno del pasado jueves.

Si bien las ocupaciones de los estacionamientos se han recuperado en relación a las de los meses de abril y mayo, cuando bajaron en porcentajes que van de una orquilla del 98% en Antoni Maura el mes de abril hasta el 60% registrado en mayo en los estacionamientos del Comtat del Rosselló y Santa Pagesa, en junio aún se dieron porcentajes de bajada de más del 70% en Antoni Maura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!