Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Grandes buques de pasaje en el Puerto de Palma

Norway

El buque fue construido inicialmente, a principios de los años sesenta, como un gran transatlántico con el nombre de France

El 'Norway', atracado en el muelle de Poniente Sur en junio de 1998.

El Norway fue construido inicialmente, a principios de los años sesenta, como un gran transatlántico con el nombre de France, tratándose de uno de los últimos casos de buque de estado, es decir, con la idea que representara a un país, en este caso Francia, y específicamente hecho para operar en la línea del Atlántico norte, uniendo Europa con Estados Unidos. Posteriormente, en los ochenta, fue reformado como buque de cruceros, pasándose a llamar Norway, que es cuando visitó el puerto de Palma.

Los astilleros realizadores fueron Chantiers de l'Atlantique en St. Nazaire y el barco perteneció inicialmente a la Compagnie Génerale Transatlantique, enarbolando la bandera francesa. A su botadura en mayo de 1960 asistió el presidente Charles de Gaulle, entrando en servicio a principios de 1962, primero con un crucero a las Islas Canarias y después, en febrero de dicho año, en su ruta habitual entre Le Havre y Nueva York. El buque tenía casi 316 metros de eslora convirtiéndose, en ese momento, en el buque de pasaje más largo del mundo, título que ostentó durante bastantes años.

El France, como otros buques contemporáneos suyos, nació en una época en que el avión estaba ganando la partida al barco en el cruce del Atlántico, por lo que ya desde el principio tuvo que alternar sus rutas habituales con la realización de cruceros, incluso llegó a realizar dos vueltas al mundo, pero a principios de la década de los 70 la situación se hizo más insostenible con continuas pérdidas hasta que en 1974 y a pesar de algunas sonadas protestas laborales, fue retirado de servicio, estando en esta situación casi cinco años.

Después de diferentes rumores, finalmente en 1979 fue adquirido por Knud Kloster, propietario de la Norwegian Cruise Line y reformado en Bremerhaven donde fue convertido en barco destinado a cruceros turísticos, de una sola clase (inicialmente tenía dos) y se le dotó de nuevos camarotes, siendo incrementada su capacidad de pasaje. Asimismo se adaptaron sus cubiertas a su nueva función. La máquina también fue reformada, siendo cambiados sus turbogeneradores por una instalación Diesel, dado que para su nuevo cometido no necesitaba tanta velocidad. De esta manera, a mediados de 1980 inició una nueva vida con el nuevo nombre de Norway, pasando inicialmente a bandera noruega, aunque pasado unos años cambió a bandera de las Bahamas, realizando durante muchos años cruceros por el Caribe, con base en Miami. En 1990 fue nuevamente reformado, añadiéndosele dos cubiertas, con nuevos camarotes, en la parte superior, y hasta finales del 1996 no volvió a Europa en donde realizó varias temporadas estivales de cruceros, en el transcurso de las cuales es cuando se le pudo ver por primera vez en la Bahía de Palma.

Después de diferentes incidentes y vicisitudes en mayo del 2003, estando atracado en Miami, sufrió una fuerte explosión en su sala de máquinas, resultando muertos varios tripulantes. Inmediatamente Norwegian Cruises decidió retirarlo de servicio, siendo trasladado a Bremerhaven, desde donde finalmente y después de diversas acaecimientos, en mayo del año 2005 salió remolcado, con el nombre de Blue Lady, acabando en las playas de Alang en la India donde fue desguazado, no sin antes diversas polémicas con entidades ecologistas debido a la presencia de sustancias contaminantes a bordo.

Con el nombre de France, no hizo ninguna visita a la bahía, a pesar de que hizo bastantes cruceros mediterráneos con base en Cannes. Hubo que esperar a la segunda etapa de su vida marinera, ya con el nombre de Norway, y con 36 años de navegación, para poder verlo por fin en el Puerto de Palma, concretamente fue el 17 de junio de 1998, dentro de un crucero de 12 días iniciado en Lisboa, en el transcurso del cual también tocó en diferentes puertos italianos y franceses, llegó de Villefranche y atracó en muelle de Poniente Sur y en su visita hubo un acto en el trascurso del cual le fue ofrecida a su entonces capitán, Jan Ottessen, una metopa conmemorativa por parte de la Autoritat Pòrtuaria.

Estuvo en Palma en dos ocasiones más, una el 6 de octubre del mismo año, en un crucero en el que también, por cierto, visitó Ibiza y la otra el 27 de mayo de 1999 en lo que sería su última escala en Palma, curiosamente al día siguiente, entrando en el puerto de Barcelona, tuvo un aparatoso incendio, teniéndose que desalojar rápidamente el pasaje y la tripulación. Ya nunca más volvió a poder ser visto en la bahía.

Compartir el artículo

stats