Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Palmario

Posidonia para aislar viviendas

Las hojas muertas de Posidonia oceánica que se van a utilizar para aislar térmicamente las cubiertas de la promoción de ocho viviendas públicas...

Dos operarios de la empresa constructora extienden las hojas de posidonia para que se sequen.

Dos operarios de la empresa constructora extienden las hojas de posidonia para que se sequen. l. c.

Las hojas muertas de Posidonia oceánica que se van a utilizar para aislar térmicamente las cubiertas de la promoción de ocho viviendas públicas que el Instituto Balear de la Vivienda (IBAVI) está construyendo en un solar cedido por Cort en el Amanecer proceden de la playa de Can Pastilla, tal como explicó ayer el arquitecto Carles Oliver, uno de los autores del proyecto. Varios operarios de la empresa constructora que está realizando las obras extendían ayer los restos de posidonia recogidos del litoral, se supone que con permiso de la conselleria de Medio Ambiente, para secarlas con el fin de reutilizarlas posteriormente como aislamiento térmico de las nuevas construcciones. Se trata de un procedimiento que este mismo equipo de arquitectos ya ha utilizado en una promoción de viviendas sociales ejecutadas también por el Ibavi en Formentera, que cuenta con varios premios y con la financiación del programa europeo Life+ para la conservación de la naturaleza. En el caso de Formentera, las 14 viviendas de promoción pública han conseguido reducir el 60% de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera durante la construcción del edificio, el 75% de energía durante la vida útil del edificio, el 60% de consumo de agua y el 50% de producción de residuos. En el caso de las ocho viviendas sostenibles que se están construyendo en la calle Salvador Espriu de Palma se utilizan también materiales locales como el marés para conseguir muros resistentes y anchos que evitan la pérdida de calor, además de utilizar metodologías constructivas antiguas y tradicionales, aunque adaptadas a las necesidades actuales.

Viejo método

Quizá para no desentonar con el sistema tradicional de construcción con el que se proyectan las dos promociones de Salvador Espriu, el sistema de colocación de la primera piedra del edificio . La presidenta, Francina Armengol, depositó el acta firmada por ella, el alcalde de Palma, José Hila, y el conseller de Vivienda y Movilidad, Marc Pons, además de ejemplares de la prensa local. Y después echaron tierra. En esta ocasión no hubo grandes fastos como se solían organizar en el último gobierno del PP de Jaume Matas en las pocas primeras piedras de viviendas que colocó -en tiempos de José Ramón Bauzá apenas hubo ninguna-, ni tampoco novedades técnicas como estrenó el primer Pacto de Progreso del expresident Francesc Antich con una grúa diseñada a propósito para la colocación de primeras piedras.

Sin más solares públicos

Lo advirtió ayer el alcalde de Palma, José Hila. La ciudad ya no dispone prácticamente de más solares públicos para cederlos al Govern para la construcción de vivienda pública. Este es el resultado de la política de "monetarización" de los terrenos que los promotores cedían obligatoriamente al Ayuntamiento. El último episodio de esta política consistió en la venta de uno situado en el Baluard del Príncep para la construcción de un hotel de lujo en lugar de las viviendas públicas previstas.

Compartir el artículo

stats