15 de junio de 2020
15.06.2020
Diario de Mallorca

Las 'escoletes' reciben 1.000 peticiones de plaza sin saber cuántos niños podrán tener

Cort está a la espera de instrucciones ministeriales y del Govern para fijar las ratios del próximo curso - Este lunes han reabierto los centros municipales de infantil con 258 alumnos

15.06.2020 | 12:47
Las 'escoletes' reciben 1.000 peticiones de plaza sin saber cuántos niños podrán tener

El Ayuntamiento de Palma reabrió este lunes sus escoletes e irá recibiendo progresivamente a un total de 258 niños durante esta semana. Este proceso de reapertura ha coincidido con el de solicitud de plaza para el próximo curso, en el que se han presentado un millar de peticiones, aunque Cort todavía no sabe cuántos niños podrán ser escolarizados debido a las normas de seguridad sanitaria derivadas del Covid-19. Así lo indicó el regidor de Educación, Llorenç Carrió, durante una visita a la escoleta del Molinar.

Cort está a la espera de recibir las instrucciones ministeriales y de la conselleria de Educación para saber qué ratios deberán aplicar a partir de septiembre, por lo que en estos momentos no sabe cuántos niños podrán estar escolarizados el próximo curso, ha confirmado Carrió, quien tampoco ha descartado una posible reducción del número de niños que puedan atender.

El número de solicitudes presentadas para el próximo curso es similar al de otros años, en los que la mitad de las peticiones se quedaban sin poder ser atendidas. A estas alturas, el Ayuntamiento no puede prever cuáles serán las cifras definitivas.

Servicio de retorno


De los 1.044 niños escolarizados durante este curso, una cuarta parte han solicitado volver ahora, aunque 41 familias se han quedado en lista de espera, informó Carrió. De este servicio de retorno de los más pequeños, han quedado excluidos los niños menores de un año y se ha dado prioridad a las familias en situación más vulnerable.

A partir del 15 de julio y hasta el 31 de agosto, habrá solo cuatro centros municipales abiertos: Molinar, Santa Catalina, Ciutat Antiga y Son Espanyolet, que atenderán a 113 niños.

Para reabrir, los centros municipales han implantado una serie de medidas higiénicas, además de la toma de temperatura, como es la desinfección de suelas de zapatos, manos y el uso de mascarillas.

Además del servicio de comida a domicilio para que las familias puedan recoger menús saludables (proyecto Escudella), los equipos docentes de las escoletes entregarán a las familias que lo soliciten material didáctico específico para cada niño, anunció Llorenç Carrió.

Otra de las novedades es que las cuotas se cobrarán quincenalmente, para adaptarse a las circunstancias de cada familia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!