14 de junio de 2020
14.06.2020
Diario de Mallorca
Entrevista

José Hila: "Es un error y una injusticia que Sánchez no nos deje usar los 35 millones de superávit"

"Durante los meses de confinamiento y pandemia hemos priorizado la salud de los ciudadanos, ahora deberemos afrontar la grave crisis económica y social"

13.06.2020 | 20:12
José Hila: "Es un error y una injusticia que Sánchez no nos deje usar los 35 millones de superávit"
José Hila: "Es un error y una injusticia que Sánchez no nos deje usar los 35 millones de superávit"

Mañana, día 15 de junio, se cumple un año de la constitución del nuevo Ayuntamiento y de la designación del socialista José Hila como alcalde de la ciudad gracias a un pacto entre el PSOE, Unidas Podemos y Més per Palma

P ¿Cómo lo lleva?
R Bien. Son momentos difíciles, porque hace un año no pensaba que nos tocaría vivir esta situación, pero lo llevo con serenidad y bien.

P Con la crisis del coronavirus habrán cambiado completamente los objetivos de legislatura. ¿En qué?
R Básicamente en que durante la pandemia se ha priorizado por encima de todo la salud y ahora tenemos ante nosotros una crisis social y económica a la que tendremos que hacer frente y eso, lógicamente, cambia las prioridades. Por ejemplo, las ayudas urgentes se han triplicado.

P ¿Revisará a la baja las tasas e impuestos municipales como piden la oposición y sectores empresariales?
R Lo que hemos hecho es, por una parte, eliminar este año la tasa de terrazas y hemos ampliado en dos meses el pago del resto de impuestos municipales y si alguien no puede pagar facilitar el aplazamiento. Y también hemos hecho lo mismo con los recibos de Emaya. Dicho esto, quiero recordar que la anterior crisis no se bajó ninguna tasa ni impuesto, al contrario, se subieron.

P ¿Lo anterior es un no?
R No tendremos capacidad para bajar impuestos, porque si nos bajan los ingresos y, además, los bajamos nosotros todavía más entonces el Ayuntamiento no va a poder ayudar a la ciudadanía a salir de esta situación.

P Los presupuestos municipales aprobados para este año se tendrán que rehacer. ¿Qué proyectos no se podrán ejecutar para atender otras necesidades?
R Eso lo vamos a ir viendo a medida que avance el año. De momento vamos tomando decisiones en función del día a día. Por ejemplo, para eliminar la tasa de terrazas hemos tenido que suprimir partidas de gasto por un importe de 1,7 millones. Lo vamos viendo paso a paso. No vamos a tomar la decisión hoy porque tampoco tenemos la cifra de cuánto va a bajar la recaudación. Con la reactivación de la temporada turística será menos de lo que esperábamos y también contamos con poder usar el remanente. Estamos esperando a que el Estado nos autorice a poder usar este dinero del superávit. Si pudiéramos hacerlo, recuerde que en 2019 fueron 35 millones, seguramente podríamos afrontar este año bien. Si no, tendremos que adoptar alguna decisión al respecto.

P ¿Por qué cree que Pedro Sánchez no les da esta autorización?
R La vedad es que no lo sé, pero me parece un error y una injusticia porque se trata de un dinero que es de los palmesanos y las palmesanas que el Ayuntamiento ha ido ahorrando para momentos como los que estamos viviendo de emergencia y en los que se necesitan más recursos. De momento, el Estado no nos está dejando. Para mí es un error y espero que rectifique.

P El próximo año van a tener menos ingresos. ¿Ya han calculado cuál será la reducción?
R El mes pasado calculamos que podríamos dejar de ingresar unos 40 millones, pero tampoco pensábamos que en julio habría temporada turística, con lo cual vamos a ver al final cuánto es. Por lo que si nos dejaran utilizar el superávit podríamos cuadrar el año.

P ¿Qué deberán recortar?
R Si hubiese que recortar algo no sería del ámbito social de los presupuesto. Dejaríamos alguna iniciativa de otro tipo, aunque, insisto, ahora mismo no nos estamos planteando ningún recorte, porque esperamos poder cuadrar el año con lo que tenemos.

P ¿Ya tienen propuesta para las galerías de la plaza Major?
R Se está trabajando desde el área de Modelo de Ciudad con todas las entidades que se han querido sumar al proyecto y creo que en un tiempo de unos pocos meses habrá una propuesta sobre la mesa.

P Determinadas obras, en los momentos actuales, pueden parecer superfluas o innecesarias, como las de la antigua cárcel, Can Ribas o la peatonalización de Nuredunna. ¿Se mantendrán?
R En primer lugar, es de libro que en una crisis una forma de impulsar la actividad económica es la inversión pública. Esto es de manual para salir de una crisis. Es más, normalmente las federaciones empresariales siempre piden inversión pública para salir de situaciones como esta. Por tanto, que el Ayuntamiento tenga capacidad de invertir es una buena noticia. La mala sería que no la tuviese. Además, la ciudad debe salir de esta crisis mejor que entró, no peor. Y para que sea mejor hay que cambiar cosas y hay que hacer inversión. A lo anterior hay que añadir que si no lo hacemos el dinero se perderá en la mayoría de las ocasiones porque estamos hablando de obras que ya están financiadas y si no se hacen este dinero, que en su mayoría procede de otras administraciones, no se podrá utilizar. Además, en el caso de Nuredunna, tanto en Palma como en otras ciudades cuando planteas una peatonalización siempre hay voces en contra. No obstante, o se apuesta de verdad por una movilidad sostenible aguantando las críticas o nunca haríamos nada.

P ¿No se trata de una imposición de Més?
R En absoluto. Recuerde que yo como concejal de Urbanismo planteé la modificación del Plan General para posibilitar la construcción de viviendas de protección oficial, equipamientos y mantener las galerías de la antigua prisión. Se trata de propuestas del equipo de gobierno. Prueba de ello es que, esté quien esté, siempre ha impulsado todos los proyectos presentados.

P ¿Si no se prohíbe el alquiler vacacional en viviendas unifamiliares vía decreto, lo harán aprobando un plan zonal como prometieron?
R El decreto del Govern suspende la concesión de licencias hasta diciembre de 2021, lo que nos da un margen para trabajar tranquilamente en el compromiso adquirido de hacer un plan de usos. Ahora lo podremos hacer con tiempo y tranquilamente, pero el compromiso sigue vigente.

P ¿Prevé permitir el alquiler turístico en edificios plurifamiliares como medida de activación económica?
R Ahora está prohibido en Palma y continuará estándolo. Piense que no tenemos un problema de plazas turísticas. Ahora mismo nos sobran, no nos faltan. No tenemos necesidad de incrementar la oferta, sino de llenar la que ya tenemos. Además, la oferta no debe ser a costa, como en su día ya se decidió, de un incremento de los alquileres para los residentes. Pensamos que fue una decisión acertada y la vamos a mantener.

P En lo que llevamos de desescalada el tráfico en la ciudad prácticamente se ha recuperado. ¿Qué medidas se adoptarán para evitar llegar al nivel de congestión y contaminación que teníamos antes?
R Partimos con un elemento que en esta ocasión constituye un problema y es que en esta crisis también ha bajado mucho el uso del transporte público. Ahora mismo la EMT registra una ocupación del 40% en relación a este mismo més del año anterior, lo que supone una reducción muy importante porque buena parte de este 60% de usuarios que ahora no emplean el autobús están utilizando el transporte privado para sus desplazamientos por la ciudad.

P ¿Qué medidas se adoptarán?
R Debemos recuperar el uso del transporte público, continuando con la renovación iniciada de la EMT con la incorporación de nuevos buses y nuevas líneas. Además, vamos a trabajar por la movilidad sostenible, para conseguir que haya más gente que se desplace a pie y en bicicleta. En esta línea se inscriben la limitación de la velocidad a 30 kilómetros por hora, la construcción de los ejes cívicos y los nuevos carriles bus y para bicicletas. En definitiva, vamos a seguir trabajando para que no todos cojan el coche para desplazarse por la ciudad. Esa ya fue una apuesta en la pasada legislatura y la estamos reforzando ahora.

P ¿Mantiene la necesidad de implantar el tranvía a la Platja de Palma y al aeropuerto?
R Sí, pero también soy consciente de que ahora las dificultades son superiores a las de hace un año, pero seguimos reivindicándolo.

P ¿Veremos algún día viviendas de protección oficial en Son Busquets?
R De protección oficial seguro que sí, porque el acuerdo con el Ministerio en todo caso garantiza que todas sean VPO. Lo que no sé es si las construirá un particular o una administración. Nosotros queremos que se construya vivienda pública por parte de una administración. Se trata de una cuestión que se estaba negociando con el Ministerio y que con la pandemia se ha dejado de lado. Ahora vamos a retomarla.

P ¿Al final del mandato se habrán acabado los vertidos al mar de aguas sucias?
R Sí, porque las obras ya están en marcha tanto las municipales, como el nuevo colector y del tanque de tormentas.

P Pero faltará la nueva depuradora.
R Sí pero con estas infraestructuras se reducirán aproximadamente el 90% de los vertidos. La depuradora ya no depende de nosotros. Hay un compromiso del Estado para buscar fondos europeos para su financiación, que sigue en pie, aunque con la pandemia la tramitación se ha paralizado.

P ¿Mantiene su promesa de sembrar 10.000 árboles?
R Sí, porque están incluidos en la nueva contrata de mantenimiento de Parques y Jardines, que está en vías de adjudicación, e incluye una partida de inversión que contempla esta siembra.

P Prometió conseguir una Palma más limpia.
R Estábamos en ello antes del estado de alarma. Se estaba ejecutando el plan contra los grafitis, el de supresión de maleza y el refuerzo de Emaya. En estos tres meses hemos tenido que cambiar las prioridades. Emaya se ha dedicado a los servicios esenciales, como la recogida de basura, la limpieza y la desinfección de las calles y ha tenido que dejar estos trabajos, también porque disponía de menos plantilla, ya que una parte estaba en reserva y otra afectada por la Covid. Con la vuelta a la normalidad volveremos a insistir en eso. Además hoy [por el viernes], están haciendo el examen los 101 nuevos policías que se incorporarán a la plantilla y una de sus misiones principales, como agentes de proximidad que van a ser la mayoría de ellos, será la de hacer cumplir las ordenanzas, incluida la de limpieza, por lo que tendremos más gente en la calle controlando a los incívicos.

P Pero con estos 101 policías nuevos tendremos la plantilla de hace 20 años. ¿Será suficiente?
R Evidentemente deberemos ir incrementando la plantilla, pero con la incorporación de estos efectivos vamos a dar un gran paso, porque hacía muchos años que no se contrataba a más personal. Iremos ampliándola a medida que el presupuesto lo permita. Ya hemos empezado con cien y, además, hace tres semanas consolidamos a 92 policías más que estaban como interinos y ahora tienen la plaza en propiedad.

P ¿Conseguirá poner coto a los locales ruidosos e incívicos?, porque el ruido en Palma sigue siendo una asignatura pendiente.
R Volvemos a lo de antes, con más policías podrá haber más actuaciones de todo tipo y también contra el ruido. Lo que se hizo en este aspecto, con el fin de poder actuar más rápidamente y en un mayor número fue coordinar a los agentes de la patrulla verde, los celadores y los inspectores de actividades del Ayuntamiento. Hemos creado un espacio de trabajo conjunto con estos colectivos para que si, por ejemplo,se rellena un boletín de denuncia por parte de la Policía y después el local no cumple con los requisitos urbanísticos, Actividades abra un expediente de forma inmediata. En definitiva, hemos estado haciendo un importante trabajo interno y ahora dispondremos de cien policías más, por lo que algo más en este aspecto podremos hacer.

P ¿Nos podemos permitir que lleguen los mismos cruceros que el año pasado?
R No van a llegar todos los programados. La realidad, tal como ha dicho ya la Autoridad Portuaria, va a ser mucho menor que la cifra prevista hace un año. Lo mismo ocurre con los hoteles, hace un año la previsión es que estuvieran al 100% y no lo van a estar. Lo mismo va a pasar los cruceros. Además, creo que esta pandemia también hará que el sector se replantee su modelo de negocio porque mucha gente no se va a querer subir a barcos con 6.00o personas a bordo, por lo que deberán plantearse continuar el negocio con barcos más pequeños, que es lo que nosotros siempre hemos defendido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!