13 de junio de 2020
13.06.2020
Diario de Mallorca

El pequeño comercio celebra el nuevo fallo contra Ses Fontanelles

Afedeco destaca que el TSJB se basa en su mismo argumento, que la urbanización está inacabada

12.06.2020 | 23:11
El terreno de la Platja de Palma donde la promotora quiere construir una gran superficie comercial.

La patronal del pequeño comercio Afedeco valoró ayer de manera muy positiva la nueva sentencia del Tribunal Superior de Justicia de las Illes Balears (TSJB) contra el proyecto del centro comercial de Ses Fontanelles, en la Platja de Palma, un fallo que "deniega por tercera vez la construcción de este gran establecimiento comercial", según destacaron los comerciantes.

El TSJB rechaza un recurso de la multinacional Unibail Rodamco contra la decisión del Govern de denegarle la autorización para construir la gran superficie. "Lo más significativo es que ese rechazo viene determinado porque la empresa promotora no ha llegado a terminar la urbanización del terreno, que era uno de los argumentos que desde nuestra patronal considerábamos que la Justicia no iba a poder darle la razón, como así ha sido finalmente", señaló el presidente de Afedeco, Antoni Gayà.

Tal como señalaron en otras ocasiones, "la construcción de un nuevo centro comercial va a provocar la desertización de Palma centro y va a suponer un caos circulatorio en una zona muy estratégica, como es la vía de cintura a la altura del aeropuerto, lugar donde se concentra ya un número importante de vehículos, especialmente en la época estival", tal como recordó el presidente de la patronal de los comercios.

Además de ello, y según apuntó Gayà, "no se entendería que un proyecto que medioambientalmente es insostenible hubiera visto la luz, y menos hoy en día con los últimos acontecimientos vividos", dijo en referencia a la crisis climática y sanitaria.

Cabe recordar que esta licencia era anterior a la aprobación del Plan de Equipamientos Comerciales de Mallorca, de abril de 2019, y "existía el temor que pudiera instalarse un nuevo macro centro comercial en nuestra isla, con los perjuicios ya no solo para el sector, sino incluso parar la propia ciudadanía por la problemática de la movilidad y medio ambiente".

A finales del año pasado, la promotora de los 57.000 metros cuadrados de terreno presentó un nuevo proyecto e intentó iniciar un diálogo con la administración para lograr la licencia, que está condicionada a que los terrenos en los que se prevé el centro comercial tengan la consideración de solar. Un extremo este último que aún no se cumple, puesto que las obras de urbanización aún no han finalizado.

En líneas generales, se trata del proyecto denominado Palma Springs, cuya solicitud de licencia el Ayuntamiento extinguió. Ahora la licencia de edificación deberá estar condicionada a la normativa del Plan del Consell, que limita la ocupación máxima de las nuevas grandes superficies comerciales a ?.??? metros cuadrados, además de exigirles que garanticen la movilidad, una ley que aplaude el pequeño comercio para evitar más grandes superficies.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!