29 de mayo de 2020
29.05.2020
Diario de Mallorca

Los médicos del centro de salud de Pere Garau exigen a Cort solución a la "fecalendemia"

Simebal amenaza con acciones judiciales si Cort no facilita un solar para un nuevo centro de salud

29.05.2020 | 14:37

Los médicos de Pere Garau acusaron ayer al Ayuntamiento de Palma de "grave irresponsabilidad" por no haber facilitado un solar donde construir un nuevo centro de salud, tal como se comprometió hace meses, para este barrio donde residen más de 30.000 personas. Tras la inundación por aguas fecales del área de pediatría, los sanitarios aseguran que sufren "fecalendemia" y no descartan acudir a los tribunales si no se soluciona su problema.

Ante el centro de salud, situado en la calle Joan Bauzà de Pere Garau, el personal y el presidente del Sindicato Médico, Simebal, Miguel Lázaro, reclamaron ayer al Ayuntamiento de Palma que moviera ficha y al Ib-Salut que permita, de manera "transitoria", atender a la población en otro lugar adecuado y próximo a los ciudadanos.

La de ayer fue la segunda concentración de los médicos y resto del personal sanitario de Pere Garau en pocos meses, después de que las ratas se colaran en el centro de salud desde el techo, recordó Lázaro.

Después de que el pasado jueves el área de pedriatría del centro amaneciera inundada de aguas fecales procedentes de la vivienda superior, Miguel Lázaro ironizó al decir que existía la "fecalendemia, una pandemia acotada solo a este barrio".

"Pedimos al Ayuntamiento que priorice, que invierta ya", exigió el presidente de Simebal. En caso contrario, si los problemas no se solucionan, "nos plantearíamos incluso medidas legales", añadió Lázaro.

En nombre del personal sanitario, la pediatra Idoia Mondela describió las condiciones en que trabajan, con varias inundaciones a la semana, ya sea de agua de lluvia, desaguada de la lavadora o fecales. Sobre la inundación del día anterior, la doctora aseguró que "no son goteras, son auténticas cataratas de agua".

Como remedio provisional, se ha tabicado la parte afectada, pero la sala de espera se ha quedado reducida a la mitad en plena pandemia, cuando es necesario mantener mayor distancia entre las personas, advirtió la pediatra.

Mondela añadió que la coordinadora del centro les había autorizado a utilizar consultas vacías cuando se vuelva a producir un incidente como los descritos antes.

La pediatra comentó que entendía que durante el confinamiento no se haya podido intervenir, pero en esta fase dos "podían empezar a hacer algo  y no se ha hecho nada".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!