Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo

S'Hort del Rei, 50 años de un jardín urbano

Tras dos años de obras, Palma inauguraba este espacio el 27 de mayo de 1970 - El mismo día se abría al público el parque de Sa Quarantena

Un hombre contempla la escultura 'Jònica', una de las instaladas en s'Hort del Rei.

Un hombre contempla la escultura 'Jònica', una de las instaladas en s'Hort del Rei. Manu Mielniezuk

El próximo miércoles, 27 de mayo, se cumplirá medio siglo desde que se inauguraron oficialmente los jardines de s'Hort del Rei, una obra que transformó parte de Palma y con la que no solo se creó una zona verde en el pleno centro, sino que dejó a la vista de todos una nueva perspectiva de la muralla y del palacio de la Almudaina, recuperando elementos como el arco de las atarazanas reales que había permanecido oculto.

Fue el arquitecto y urbanista Gabriel Alomar Esteve, responsable del plan de reforma del centro y del Eixample de Palma, quien diseñó el actual s'Hort del Rei, evocando la herencia árabe con sus fuentes y árboles. El alcalde de la ciudad por entonces, Gabriel Alzamora, fue el encargado de cortar la cinta inaugural. Hoy, es uno de los lugares que destacan las guías turísticas sobre la ciudad. Durante décadas, los cisnes que habitaban en su estanque eran un entretenimiento para los niños y punto de parada obligada de cualquier paseo... Las crónicas de 1970 calificaron de "eterna" la obra que había comenzado en 1968 y que en aquella época contó con un presupuesto de 25 millones de pesetas.

Pero para muchos, las obras de estos jardines siempre serán recordadas por suponer el fin del Teatro Lírico, del Café Riskal y del Hotel Alhambra. Formaban una especie de complejo de ocio impulsado por el empresario Josep Tous Ferrer, acorde a los cánones de principios del siglo XX. Muy cerca también se levantaba el cuartel de Caballería, que igualmente acabó derribado para la transformación de lo que hoy conocemos como avenida Antoni Maura. Quienes conocieron la zona antes de que existieran estos jardines, también recuerdan los comercios que allí había, como "la barbería Corró, la tienda de fotografía de Can Truyol, la de bicicletas de Can Gomila, la sede del Auxilio Social o el consignatario de buques Schembri", mencionaba el periodista Joan Riera en un artículo publicado en este diario en 2008 con motivo de los 40 años del inicio de las obras.

S'Hort del Rei también fue el lugar escogido para instalar unas obras escultóricas de reconocidos artistas: Es Foner, una pieza en bronce de Llorenç Rosselló, Jònica, escultura de mármol de Josep Maria Subirachs y la de hierro Nancy, de Alexander Calder.

La otra inauguración

La de s'Hort del Rei no fue la única inauguración de aquel día. Las autoridades también cortaron la cinta de los Jardins de la Quarantena, que supuso la primera zona verde de la ciudad que incorporaba el riego por aspersión. En este caso, las obras de adecuación se ejecutaron en menos de un año, con un parón de meses incluido.

Compartir el artículo

stats