22 de mayo de 2020
22.05.2020
Diario de Mallorca

La Policía impone 40 denuncias a terrazas por incumplir la normativa

Las infracciones son por infringir el horario, no respetar las distancias y por exceso de ocupación

21.05.2020 | 20:20
Este toldo no permitido seguía instalado en Santa Eulàlia.

La Policía Local de Palma ha levantado un total de cuarenta actas por incumplimiento de las normas del estado de alarma por el coronavirus en terrazas de la ciudad.

Desde que se autorizó la apertura de las terrazas, el lunes de la semana pasada, la Policía Local de Palma ha realizado numerosas inspecciones en los establecimientos para garantizar el cumplimiento de las normas que establece el estado de alarma, como la limitación del aforo a un cincuenta por ciento.

Estas inspecciones se han traducido en cuarenta actas de sanción. De ellas, un total de 22 han sido por incumplimiento del horario, diez por no respetar la distancia de seguridad entre los clientes, y otras ocho por exceso de ocupación.

Retirada de un toldo

Por otra parte, la Policía Local de Palma y personal del Ayuntamiento retiraron el pasado lunes la estructura de un toldo que quedaba en un bar de la ciudad, en cumplimiento de las nuevas normas para las terrazas de los establecimientos. Se encontraba en un local de la plaza Santa Eulàlia.

Tras aprobar la nueva ordenanza, el Ayuntamiento había concedido una prórroga para retirar todas estas estructuras con toldos laterales que cubrían las terrazas de los bares y restaurantes de la ciudad. Este periodo finalizó el pasado 4 de febrero, fecha en la que desaparecieron la mayoría de estas protecciones.

Los técnicos municipales comprobaron que quedaba un bar que no había retirado estas estructuras. Se trataba de los locales de la plaza Santa Eulàlia, muy cerca del Ayuntamiento. Finalmente, el pasado lunes la Policía Local y personal Área de Interior procedieron a retirarlo.

Según advirtieron ayer residentes en el barrio sa Llonja, en la avenida Antoni Maura existen todavía toldos de este tipo sin retirar pese a las denuncias realizadas por la asociación vecinal.

En relación a la suspensión de la tasa a las terrazas, que se deja de cobrar hasta el 31 de diciembre, la Asociación de Bares, Restaurantes y Cafeterías de Mallorca, Restauración CAEB celebra la decisión.

Sin embargo, los restauradores lamentan que "hayan tardado tanto" en hacerla efectiva. Es más, este sector exige "medidas más duraderas y contundentes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!