20 de mayo de 2020
20.05.2020
Diario de Mallorca

Unos 400 locales ya han pedido ampliar su terraza en Palma y Cort espera más solicitudes

El Ayuntamiento se plantea mantener esta medida provisional hasta que los negocios recuperen el 100% de sus mesas

20.05.2020 | 12:31
Terraza ampliada en espacio para aparcar.

Unos 400 empresarios ya han pedido ampliar sus terrazas en Palma, acogiéndose a la medida excepcional del Ayuntamiento para reactivar sus negocios. El Consistorio recibe cada día nuevas solicitudes y espera una "nueva oleada" de peticiones cuando se pase a la fase 2 de desescalada, según afirmó ayer Alberto Jarabo, regidor de Gobierno Interior y portavoz del equipo de gobierno. El concejal ofreció estos datos después de que la Junta de Gobierno de Cort, celebrada ayer, aprobase la suspensión del pago de la tasa de ocupación de la vía pública para estos establecimientos hasta el 31 de diciembre.

Jarabo ofreció un balance de la situación a los diez días de que Cort autorizara ampliar las terrazas en espacios de aparcamiento frente a sus fachadas y aseguró que la reacción de la ciudadanía y de los empresarios, a excepción de algún caso, había sido "muy positiva".

Además de esos 400 bares y restaurantes que han solicitado ampliar sus terrazas,  medio centenar de empresarios han reclamado la devolución de la tasa de ocupación de la vía pública correspondiente al tiempo en que no han podido abrir sus negocios tras la declaración del estado de alarma.

Nuevas solicitudes

Jarabo aseguró que cada día llegan nuevas peticiones para ampliar terrazas y vaticinó una segunda tanda de solicitudes en cuanto se haya entrado en la Fase 2 y locales que han permanecido cerrados se decidan a abrir.

Pese a que las nuevas fases de desescalada permitirán acoger a  en el interior de locales, el Ayuntamiento piensa permitir esta ampliación de terrazas hasta que finalicen las medidas de distancia social  y los restauradores recuperen la totalidad de sus mesas. Esta situación, según Jarabo, podría alargarse todo el verano.

Tras la modificación de la ordenanza fiscal, la tasa para las terrazas ha quedado suspendida hasta el 31 de diciembre y el Ayuntamiento dejará de ingresar 1,7 millones de euros, recordó ayer el concejal de Hacienda, Adrián García.

Debido a la diversidad de casos, el Ayuntamiento no hará la devolución de oficio, por lo que son los empresarios los que deben reclamar el dinero ya pagado desde el pasado 15 de marzo. La cantidad que dejarán de pagar los negocios oscila desde "pocos euros a miles de euros, en función del espacio y de la zona", añadió el regidor.

La Junta de Gobierno también aprobó dejar sin efecto la prórroga de la concesión de la cafetería de Flassaders, después de que su responsable renunciara a ella. Cort prepara nuevos pliegos para adjudicar este servicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!