Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo

Cort defiende que el futuro albergue contribuirá al cambio de modelo turístico

Truyol rechaza las acusaciones de la Federación de Vecinos y asegura que el expediente se ha tramitado cumpliendo la normativa vigente

El albergue juvenil se construirá en este lugar de la calle Son Pontivic, en el barrio de Foners. b. ramon

La regidora de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, rebatió ayer las críticas de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Palma al futuro albergue juvenil en Fonersfuturo albergue juvenil en Foners, asegurando que el proyecto se ha tramitado cumpliendo "escrupulosamente" con la normativa vigente. Es más, la concejala añadió mediante un comunicado que este tipo de establecimientos pueden ser "una herramienta para el cambio de modelo turístico".

El proyecto que ha motivado el encontronazo está situado en la calle Son Pontivic, en un edificio que tenía uso industrial hasta que la Gerencia de Urbanismo de esta semana ha aprobado su cambio de uso a residencial y ha dado permiso para iniciar las obras que lo transformarán en un albergue juvenil de 43 habitaciones y 294 plazas. La Federación vecinal presidida por Joan Forteza acusó al Ayuntamiento de haber tramitado el expediente incumpliendo la moratoria de hoteles, entre otras cosas, y de propiciar un gran impacto en el barrio de Foners, una vez que esté en funcionamiento este establecimiento, que la Federación vecinal contempla como un negocio turístico.

Como respuesta, desde el área de Truyol se remarcó ayer que "los albergues juveniles pueden ser un instrumento para un cambio de modelo turístico, más respetuoso con el entorno y con un menor impacto social". Además, el Ayuntamiento considera que "por el tipo de huésped, también responde a criterios de decrecimiento y su regulación a nivel mundial tiene como objetivo garantizar la igualdad de oportunidades en la movilidad de personas jóvenes".

En cuanto a la denuncia de Forteza sobre la tramitación irregular del proyecto, promovido por Oliver Mateu Promociones y Proyectos S.L., Modelo de Ciudad rechazó de pleno estas acusaciones. "Se ha hecho un seguimiento del expediente y precisamente fue retirado del Consejo de Gerencia de Urbanismo para analizar que cumpliera con toda la normativa vigente, turística y urbanística", detalló ayer el comunicado.

Un día antes, Forteza había cuestionado la legalidad del proyecto en relación a la moratoria y posterior prohibición de licencias de hoteles en el centro y en determinadas zonas de Palma. En este punto, desde Urbanismo se defendió que en este caso se ha concedido una licencia "para actividad exclusiva de albergue juvenil, no turística" y fuera de esas áreas restringidas.

El Ayuntamiento también considera que el proyecto de albergue tampoco se tiene que ver afectado por la regulación de piscinas en cubiertas ya que la solicitud entró antes de dicha prohibición.

Compartir el artículo

stats