01 de abril de 2020
01.04.2020
Diario de Mallorca

Cort ordena la destrucción de otros 70 vehículos abandonados y peligrosos

La concejalía de Seguridad Ciudadana instó la pasada semana a la descontaminación y eliminación de estos coches

01.04.2020 | 02:45
Retirada de coches abandonados en Can Valero el pasado mes de enero, a cargo de la empresa de desguace.

El Ayuntamiento de Palma continúa con la eliminación de vehículos abandonados, tanto en la calle como en el depósito municipal de Son Toells, recinto que cerró el pasado mes de octubre por orden de la conselleria de Medio Ambiente y que se está vaciando desde entonces.

En pleno estado de alarma, la semana pasada se firmó la resolución para la descontaminación y destrucción de 70 vehículos más, entre Son Toells y los considerados residuos sólidos urbanos (RSU) agraviados, informan desde el departamento de Seguridad Ciudadana, del que depende la Policía Local.

Respecto a la retirada de vehículos de la calle durante el estado de alarma, desde el Ayuntamiento se recuerda que los plazos administrativos están suspendidos, por lo que solo se retirarán los que ya estaban declarados como RSU siempre que hayan cumplido el plazo establecido de dos meses y no se hayan retirado de manera voluntaria por sus propietarios.

Fue el pasado enero cuando el Ayuntamiento, a través de la Policía Local, cambió el procedimiento para retirar de forma inmediata de la calle los vehículos abandonados considerados residuos sólidos urbanos, debido a su estado de degradación, y que suponían un peligro para la ciudadanía. Agilizar su eliminación, a través de decretos semanales, fue también una consecuencia directa del cierre del depósito de Son Toells y de la imposibilidad de almacenar más vehículos allí.

De esta forma, según explicó la concejala de Seguridad Ciudadana, Joana Maria Adrover, entre el 10 de enero y principios de febrero se habían retirado de la calle 70 vehículos considerados chatarra y que estaban abandonados en es Rafal, Can Valero, Son Oms y Nou Llevant.

Una vez desguazado y retirado el coche, se tramita su baja y las reclamaciones a su propietario tanto por haberlo abandonado en la vía pública como si tienen multas o gastos pendientes.

Respecto a Son Toells, durante este año se ha continuado con el vaciado del depósito como exigía el Govern. En enero se sacaron 159 vehículos; en febrero otros 123 y en marzo se ha dado la orden de desguace para 70.

Así, de los 1.800 vehículos que había en estas instalaciones el pasado 1 de octubre, entre coches, motos, remolques y bicicletas, ahora quedan unos 500, entre coches y motos. "Principalmente, son casos que o bien están pendientes de un trámite administrativo o ya no dependen del Ayuntamiento, sino de la autoridad judicial o de otros cuerpos de seguridad, que son los competentes para decidir sobre el futuro de los vehículos", añadió ayer un portavoz de Seguridad Ciudadana. La misma fuente aseguró que "desde el área se siguen haciendo gestiones para impulsar el vaciado total del recinto".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!