26 de marzo de 2020
26.03.2020
Diario de Mallorca

Cort destina 250.000 euros para ayudar al sector cultural

Noguera anuncia un decálogo de medidas que también comprenden el adelanto del 50% del caché, el 100% de la recaudación de la taquilla y la priorización en la contratación de artistas locales

26.03.2020 | 02:45

El Ayuntamiento de Palma ha aplicado "ingeniería presupuestaria" para poder sacar un paquete de medidas extraordinarias para el sector cultural, "muy afectado por esta parálisis provocada por la crisis del Covid-19", explica el concejal de Cultura Antoni Noguera. El regidor acaba de presentar un decálogo fruto del "diálogo mantenido con el sector".

En primer lugar, la concejalía convocará ayudas directas. La de espacio culturales triplica su dotación alcanzando los 150.000 euros. La de proyectos de dinamización cultural de la ciudad y otras iniciativas culturales será de 100.000.
En segundo lugar, Cort insiste en que no se suspende ninguna actividad contratada sino que se aplazan y reprograman a lo largo de los próximos meses. Cort asumirá los gastos generados por este aplazamiento y abonará el 50 del caché o precio del contrato por adelantado en concepto de preparación y producción. En tercer lugar, todos los espectáculos aplazados y los nuevos que se programen a lo largo de la temporada 2020-2021 mejorará sus condiciones de contratación. Asimismo, se pagará el 100% de la recaudación de taquilla de los espectáculos programados en los teatros municipales.

También se priorizará la contratación de compañías, músicos y artistas locales en los ciclos de Música y Artes Escénicas de la temporada 2020-2021. Se mantendrán las convocatorias habituales de contratación previstas.
Por otra parte, se abrirá una convocatoria de contratación de proyectos de investigación, creación o producción en las artes visuales que ascenderá a 50.000 euros. Se facilitará el uso de los espacios municipales al sector cultural. "Se establecerán acuerdos de colaboración con las asociaciones para que puedan hacer uso de ellos".
Asimismo, se agilizarán los pagos de facturas y servicios.

Gran parte de los fondos de estas ayudas proviene "de la programación que estaba destinada a artistas que iban a venir de fuera y que por la crisis y las restricciones de movimientos no van a venir a la isla". "Pongo dos ejemplos, el ciclo de Cançons de la Mediterrània tendrá exclusivamente contratación local, también porque se trata de reactivar el sector de la isla. Otro es el concurso pop-rock. A la final tenía que venir un grupo estatal de prestigio y finalmente no se hará. Y las semifinales no se harán en tres fines de semana, sino que se concentrarán en uno", desvela. "En definitiva, hemos concentrado y racionalizado los ciclos para ahorrar dinero y destinarlo a estas medidas", añade Noguera.

Desde la conselleria de Presidencia y Cultura se trabaja en coordinación con diferentes ministerios (Cultura, Trabajo, Hacienda e Industria) y consellerias, además de con el Consell, en un protocolo específico para la cultura, a partir también de los formularios con los datos sobre las pérdidas de los distintos subsectores culturales y las videoconferencias mantenidas durante la semana pasada.

Desde el Consell de Mallorca tambien están trabajando en medidas específicas.

El arte pide auxilio

La Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo estatal ha pedido al Ministerio de Cultura, informa Efe, ayudas específicas para el sector ante las grandes pérdidas y "la situación de parálisis" que vive por las medidas contra el coronavirus y que tendrá una "gravísima repercusión a medio y largo plazo".

Galerías, museos y otras entidades culturales han visto como se ha paralizado la mayor parte de su actividad y obligados a cancelar exposiciones en galerías, museos y centros de arte, tanto a nivel nacional como internacional.

La situación actual ha afectado a la venta directa de obras de arte, que "se ha visto gravemente afectada", pero también a encargos, trabajos de restauración y conservación y la producción editorial que abarca el sector. Muchos profesionales han visto interrumpidos o cancelados sus proyectos de creación, comisariado o investigación, en su mayoría dependientes de encargos y subvenciones públicas y fondos privados.

Los más afectados son galerías de arte, seguido de gestores culturales, según una encuesta realizada entre los miembros que integran la mesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!