26 de marzo de 2020
26.03.2020
Diario de Mallorca

Cort concede 757 ayudas a 842 familias por 285.000 euros

Las prestaciones económicas se han repartido en los primeros diez días de confinamiento

26.03.2020 | 14:02

El departamento de Bienestar Social del Ayuntamiento de Palma ha concedido, durante los primeros diez días de confinamiento de confinamiento por la situación de alerta provocada por la extensión del Covid-19 un total de 757 ayudas económicas a 842 familias por un importe de 285.000 euros.

Según se ha informado desde el Ayuntamiento de Palma estas ayudas están destinadas a cubrir las necesidades básicas y de vivienda de familias en situación de vulnerabilidad. Se trata de 436 ayudas más que las concedidas a este colectivo hace tan solo cinco días, lo que económicamente supone un incremento de 85.404 euros.

En este período se ha reforzado además el servicio de comida a domicilio, que ahora incluye también a las familias. De esta forma se llega a 711 hogares, 11 más que hace cinco días.

Nuevo servicio de compra a domicilio

Como novedad, el departamento de Servicios Sociales ha puesto en funcionamiento un nuevo dispositivo para hacer frente a las nuevas demandas que llegan a través del teléfono de urgencias, consistente en la necesidad de recibir alimentos en casa. Por eso se destinan técnicos de los servicios no esenciales para hacer la compra y llevarla a las casas de las personas vulnerables.

Desde Cort se recuerda que todos los centros de los servicios sociales municipales están funcionamiento con los equipos de guardia y atendiendo a las situaciones de urgencia y redirigiendo las necesidades de acompañamiento. Así el servicio de ayuda a domicilio ha incorporado cinco nueva altas en los últimos días, de tal forma que en estos momentos se atienden a 1.039 personas diariamente. En este servicio no se han producido nuevas bajas, aunque 115 personas han solicitado suspender temporalmente el servicio. Pese a ello, se les continúa realizando un seguimiento telefónico mientras los familiares cuidan de ellos.

Por lo que se refiera a los casales de autonomía y centros de día, permanecen cerrados y se realiza un seguimiento personalizado diariamente de los 205 usuarios. En los últimos días dos de ellos han sido trasladados a residencias. Además, cuatro reciben ayuda a domicilio y 99 la comida en sus casas.

Asimismo, los educadores sociales están en permanente contacto con las familias usuarias de los servicios sociales con niños y jóvenes con el fin de hacerles un seguimiento y acompañarles en la situación actual.

Cinco plazas en Son Moix

Por otra parte, las cincuenta plazas habilitadas en el polideportivo de Son Moix, a petición del Consell de Mallorca, para acoger a personas sin techo han estado ocupadas e su totalidad la noche pasada, aunque en estos momentos quedan cinco libres. Los usuarios alojados en estas instalaciones son atendidos por personal especializado con el apoyo técnico de Servicios Sociales, personal de enfermería y seguridad privada.

Se pretende que este centro funcione de la misma manera que las personas que están pasando el período de alerta en sus casas. Por ello se alojan en el polideportivo y pueden salir puntualmente para comprar alimentos o ir a la farmacia. Asimismo, se les permite salir por turnos a un espacio habilitado en el estacionamiento.

La puesta en funcionamiento de estas instalaciones ha sido posible gracias a la colaboración de distintos departamentos municipales como Infraestructuras, Seguridad Ciudadana (Bomberos), el IME y alcaldía. También han colaborado en la donación de material otras entidades y empresas privadas.

El teniente de alcalde de Cultura y Bienestar Social, Antoni Noguera, ha destacado que "los recursos sociales son imprescindibles en estos momentos de crisis y que la concejalía trabaja para que nadie se quede sin atención".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!