25 de marzo de 2020
25.03.2020
Diario de Mallorca
Movilidad

La EMT suprime once líneas y reduce las frecuencias

Estas restricciones en los autobuses se suman a las ya adoptadas desde el pasado fin de semana, que afectan a los sábados, domingos y festivos

25.03.2020 | 11:29

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Palma suprimió desde ayer el servicio en once de las 38 líneas existentes, en aplicación de las medidas acordadas tras la declaración del estado de alarma debido a la crisis del coronavirus. Estas medidas de suman a las que ya entraron en vigor el pasado sábado, con la supresión de trece líneas, y el domingo, cuando se realizaron veinte trayectos menos.

Las líneas que dejaron de funcionar, además de las cuatro del autobús nocturno, son las siguientes: La A2, que une el Aeropuerdo con s'Arenal, la 1 (Portopí-Palau de Congressos), la 2 (circular del centro histórico), la 9 (Son Espanyol-Sindicat), la 22 (Cala Blava- Plaza de España), la 32 (s'Arenal-Sindicat) y la 34 (Son Espases-Son Gibert).

Además, se han redujeron las frecuencias en las líneas 3 (Pont d'Inca-Joan Carles I), 7 (Son Gotleu-Son Serra la Vilerta-Son Vida), 14 (Sant Jord-s'Hostalot-Plaza de España). En la 33 (Son Fuster-Son Espases) se suprimieron las dos primeras salidas y los dos últimos servicios.

La empresa ha constatado que la ciudadanía utiliza cada vez menos el tránsporte público por lo que el teniente de alcalde de Movilidad, Francesc Dalmau, agradeció a los usuarios habituales del transporte público que, en unos momentos como los actuales, se queden en casa". Al respecto indicó que, si la semana pasada el volumen de pasajeros descendió un 85%, en tan solo cuatro días se suma un decrecimiento del 30%.

Asimismo, desde la ampresa se recordó que, desde el pasado lunes, día 16, y como medida de seguridad, solo se admite el pago con tarjeta ciudadana o tarjetas preventa, por lo que no se permite abonar el metálico el trayecto. Por ello, desde ayer, la EMT ha puesto a disposición de los ciudadanos un listado actualizado de los casi 100 puntos en los que se pueden recargar las tarjetas y que permanecen abiertos.

Se insiste en la necesidad de que los usuarios guarden las distancias y que el acceso al bus se debe hacer obligaroriamente por la segunda puerta en lugar de por la del conductor y dirigirse a la parte delantera del bus para validar su viaje.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!