Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plagas

El tratamiento antiplagas consigue en dos años "estabilizar" la población de ratas

El descenso del 30% de las quejas recibidas en 2019 por la presencia de roedores se atribuye al incremento del presupuesto

Operarios del servicio de plagas de Cort colocando ayer raticida en una alcantarilla de Sant Miquel.

Operarios del servicio de plagas de Cort colocando ayer raticida en una alcantarilla de Sant Miquel. ajuntament

El incremento presupuestario destinado a la lucha contra las plagas urbanas, así como del número de tratamientos que se están realizando en distintas zonas de la ciudad ha conseguido "estabilizar" en los últimos dos años la población de ratas en Palma.

Si bien se desconoce el número de roedores que viven en la ciudad, el servicio de plagas del Ayuntamiento de Palma. De esta forma, a lo largo de 2017 se recibieron un total de 1.116 quejas por la presencia de roedores.

Este número bajó a 872 en 2018 y a 860 a lo largo del año pasado. Lo anterior significa que en los últimos dos años las llamadas ciudadanas al servicio denunciando la presencia de ratas ha disminuido casi un tercio, concretamente en un 30%.

Fuentes municipales indicaron que lo anterior no es fruto de la casualidad ni como consecuencia de una menor tasa reproductiva de estos roedores puesto que, por el contrario, las ratas urbanas tienden a procrear más debido al incremento de temperatura provocada por el cambio climático, sino como resultado de la aplicación del nuevo contrato de lucha contra las plagas, que supuso hace dos años destinar a este servicio 1,6 millones, casi el doble que en años precedentes.

Lo anterior no quiere decir que no se hayan producido a lo largo de de 2019 problemas puntuales en algunas zonas debido a la proliferación de roedores, como ocurrió en la plaza de España. El problema ya fue detectado a principios del pasado año y, como consecuencia del aumento de llamadas a finales de noviembre y del pasado mes de diciembre, coincidiendo con la instalación de los puestos navideños, churrerías y, en general, una mayor actividad en la zona asociada a las fiestas navideñas, se procedió a colocar tres trampas más en los distintos parterres de la plaza.

Los meses en los que se produjeron más llamadas por la presencia de roedores fueron los de junio, julio, agosto y septiembre. Esta circunstancia se reprodujo en 2017, 2018 y 2019, aunque este último año el número de quejas había descendido un 44% en relación a los dos ejercicios precedentes.

"Calle por calle"

Los operarios del servicio contra las plagas van a actuar en 2020 "calle por calle" en las diez barriadas de la ciudad desde las que, a lo largo del año pasado, se recibieron un mayor número de quejas por la presencia de ratas. Si bien las llamadas por roedores descendieron en un 30% en relación a hace dos años, la disminución no ha sido tan acusada como la alcanzada por la presencia de cucarachas, que llegó a retraerse en un 43% con las de hace dos años, o la de mosquitos, que llegaron a bajar un 60%. Desde la concejalía de Salud de Cort se manifiesta asimismo que las quejas recibidas a lo largo de lo que llevamos de año por lo que respecta a presencia de roedores se mantienen en la misma tónica que el año pasado, excepto en el mes de enero, cuando se recibieron en el servicio 55 llamadas frente a las 46 del mismo mes del año pasado. En lo que llevamos de marzo, y con datos de ayer, el servicio ha recibido 20 llamadas.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Cort atribuye las ratas de la plaza de España al mercadillo de Navidad
  • Estudian actuar contra plagas de ratas en espacios privados

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats