23 de febrero de 2020
23.02.2020
Diario de Mallorca
Diario de Mallorca - Telegram
Carnaval 2020

Sa Rua de Palma sacude conciencias

El medio ambiente y la lucha contra el cambio climático inspiraron algunas comparsas - Casi 2.000 personas participaron en el desfile

23.02.2020 | 21:07

No era el anunciado tranvía, sino un tren el que circuló ayer tarde por el centro de Palma, desde la calle Baró de Pinopar hasta Jaume III. Tampoco era el último modelo, más bien una réplica del de Sóller de 1929, el primero eléctrico. A bordo, y también siguiéndolo muy de cerca, gente ataviada como se estilaba un siglo atrás. Este retroceso en el tiempo fue parte de Sa Rua, en la que también hubo mucha batucada, mensajes para concienciar contra el cambio climático, bailes y originalidad [vea aquí las imágenes].

El tren de 1929 se llevó uno de los premios a las mejores comparsas de Sa Rua, organizada por el Ayuntamiento de Palma. En total participaron 39 (aunque solo 31 competían), con 1.700 integrantes, y 12 carrozas, con otros 270 participantes. Algunas de ellas eran de grandes dimensiones, como la de El Rey León, que se llevó el premio a la más elaborada.

Varias de las carrozas y comparsas que un día antes habían desfilado por la Platja de Palma repitieron ayer, como la antes mencionada, la comparsa Caragols a tope (con premio), Vida submarina (premiada), Disco Gym, Donant color a la vida, Fantasy Dragon (premiada) o Canicas Queen (con premio).

A lo largo del recorrido, multitud de personas contemplaron la sucesión de disfraces, aplaudiendo cuando alguno de los grupos participantes realizaba una coreografía, como Los locos años 20, o pasaba una de las batucadas. La agrupación Tremolartà repitió en esta Rua, esta vez disfrazados de tribu al estilo Mad Max.

Inicio del desfile


Poco antes del comienzo de Sa Rua, previsto a las cinco de la tarde, aún llegaban algunos de los participantes, que debían reunirse en la calle Baró de Pinopar y que, debido a las dimensiones de varias de las carrozas, ocuparon parte de un carril de Via Alemanya.

La comparsa Cada gota compta fue la primera en desfilar ante el jurado, situado en la plaza del Mercat. Con trajes azules en forma de gota, este grupo fue uno de los que quisieron aunar la concienciación por el cuidado del medio ambiente con la diversión del carnaval.

No fueron los únicos. Muy de cerca les seguían las patinadoras de No més fum, cuidem el bosc. Iban vestidas de bomberas y la comparsa estaba completada por mujeres disfrazadas de fuego y niños de árboles. Por su originalidad, consiguieron uno de los premios.

Imaginación y folclore


Entre juegos de ajedrez, batucadas, cactus bailongos, pinturas y paletas de pintor, personajes de circo y muchos más disfraces, hubo una gran representación de folclore de otros países, sobre todo de Bolivia y Perú, pero también de Rusia. Fueron ocho comparsas en total, pero no podían participar en el concurso de carnaval.

La comparsa más reivindicativa fue la de Foques de s'Olivera contra el canvi climàtic. Cada uno de sus trabajados animales llevaba un mensaje ecológico y el jurado lo valoró.

La numerosa comparsa Fantasy Dragons consiguió el premio a la más elaborada.

Los ganadores


Carrozas
Más elaborada: El Rey León

Más reivindicativa: Vida Submarina

Más original: Canicas Queen

Más entusiasta: Caragols a tope

Comparsas
Más elborada: Fantasy Dragons

Más reivindicativa: Foques de s'Olivera contra el canvi climàtic

Más original: No més fum, cuidem el bosc

Más entusiasta: Sóller 1929

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!