08 de febrero de 2020
08.02.2020

Cort aprobará una tasa para limpiar los grafitis de las fachadas particulares

Paralelamente se prevé habilitar una subvención para que los trabajos se hagan a coste cero para los ciudadanos

08.02.2020 | 02:45
Un operario de Emaya limpiando una pintada de un muro público.

El Ayuntamiento de Palma, a través de la Empresa Municipal d'Aigües i Clavegueram (Emaya), está preparando la aprobación de una tarifa o precio público que se aplicará a la limpieza de las pintadas vandálicas o grafitis de las fachadas de particulares.

Paralelamente, con el fin de que estos trabajos se realicen a coste cero para los ciudadanos, se prevé la aprobación de una línea de subvenciones por parte del Ayuntamiento, que se destinarían a abonar directamente los trabajos a la empresa municipal o a los propietarios del inmueble que hayan requerido los servicios de la empresa municipal para proceder a la limpieza de las pintadas.

Tal como explicó el concejal de Medio Ambiente, Bienestar Animal y presidente de Emaya, Ramón Perpinyà, en estos momentos ni el Ayuntamiento ni Emaya pueden limpiar legalmente una pintada vandálica de una fachada particular ni contando con la autorización de la propiedad. Ello es así porque legalmente no se pueden utilizar medios públicos como es el material y el personal de Emaya para proceder a realizar un trabajo cuya responsabilidad es de los propietarios, como es el de mantener en condiciones de decoro y limpieza las fachadas de sus inmuebles.

El concejal ejemplariza que lo anterior es como "si yo utilizara medios y empleados de Emaya para realizar la limpieza de mi casa. Evidentemente, no puedo hacerlo, porque estaría utilizando dinero y medios de todos los ciudadanos y podría estar incurriendo en un delito".

En el caso de la limpieza de las pintadas vandálicas si el proceso no está regulado, la Administración se podría encontrar con otro problema derivado de una denuncia por parte de los particulares que reclamaran un actuación en la totalidad de la fachada y no solo en la superficie afectada por la pintada.

Con el fin de solventar estos problemas legales se va a proceder a la aprobación de un precio publico por parte del Ayuntamiento, a propuesta de Emaya, con el fin de incorporar estos trabajos y su coste a la carta de servicios y prestaciones de la empresa municipal.

Con el fin de que esta cantidad no tenga que ser abonada finalmente por el particular que, en definitiva, es víctima de un acto vandálico como es el de una pintada en su fachada, el Ayuntamiento aprobará también una línea de subvenciones para hacer frente a este gasto.

No se sabe muy bien todavía si el particular afectado por la pintada deberá solicitar la intervención de Emaya, abonar el importe del coste del servicio y posteriormente solicitar la subvención.

Precio por metro cuadrado

Según el concejal, el precio público que se establecerá será por metro cuadrado intervenido. Se calcula que puede oscilar sobre los 10 euros por metro cuadrado, por lo que la limpieza de un grafiti puede alcanzar la cifra de unos 30 euros, dependiendo del tipo de material y de la intervención que sea necesaria para borrar la pintada. Según Perpinyà, los vecinos afectados no estarán obligados a contratar a Emaya para proceder a la limpieza, sino que podrán hacer este trabajo con sus propios medios o contratando a cualquier otra empresa.

Plan de choque

Eliminadas en los últimos seis meses casi 2.000 pintadas vandálicas
El área de Infraestructuras de Cort y Emaya han eliminado en los últimos seis meses casi 2.000 pintadas vandálicas situadas en el mobiliario urbano, áreas de juegos infantiles, parques municipales y paredes de distintas calles de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!