02 de febrero de 2020
02.02.2020
Celebración

Un Año Nuevo Chino solidario

La plaza del mercado de Pere Garau celebró ayer el inicio del Año de la Rata, con actividades y puestos de comida durante todo el día

02.02.2020 | 13:03

Pere Garau celebró ayer el  Año Nuevo Chino dando muestras de la integración cultural que se vive en este barrio [vea aquí las imágenes] y lejos de la preocupación que se vive por el coronavirus. La fiesta de ayer, declarada de interés público municipal, fue solidaria con las víctimas de violencia de género, pero también hizo gala de ser ecológica, utilizando material reutilizable. Como en las anteriores ediciones, el baile del dragón Pep fue lo más esperado, con una plaza del mercado llena de gente y decorada con los típicos farolillos rojos. Como novedad, ayer, el dragón dorado compartió protagonismo con otro más 'joven', de color azul, como símbolo de la transición generacional, según explicaron fuentes de Achinib, la asociación china de Balears.

Pero el baile de los dragones no fue el único atractivo de la fiesta con la que la comunidad china dio la bienvenida al Año de la Rata en la plaza del mercado municipal. Una veintena de carpas mostraban la riqueza de la cultura de Oriente. Una maestra en la ceremonia del té explicaba los pasos de este ritual, una actividad organizada por el centro educativo Huayue. En otra caseta, se enseñaba la caligrafía tradicional y, un poco más allá, había piruletas con forma de animales y especialidades culinarias, algunas tan conocidos como los rollitos.

Tras un tímido comienzo de la jornada a las diez de la mañana, el corazón de Pere Garau acabó llenándose de gente al mediodía, esperando el baile del dragón. No defraudó. Al contrario. La presencia de dos dragones sorprendió. Tras el juego entre los dos, Pep se quedó solo rodeado de una multitud para finalizar el baile.

Antes, sobre el escenario, se sucedieron las actuaciones musicales. La de Pep Suasi fue la primera, cantando Bon dia, de Els Pets, para dar la bienvenida a todos. Los niños de los colegios de la zona, Son Canals y Jafuda Cresques, junto con alumnos del centro Huayue, también tuvieron su momento para demostrar sus dotes para cantar y bailar música china.

Fang Ji, presidente de Achinib, lució un lazo negro en su ropa y explicó a todos los presentes que lo hacía en recuerdo de las víctimas de violencia de género. También remarcó que las carpas instaladas para esta fiesta eran reutilizables, de acuerdo con el deseo de tener "un barrio más limpio, más verde y una ciudad sostenible".

Flipau amb Pere Garau expresó su contento por la unión con Achinib. "Aprovechamos para pedir a las autoridades que tengan en cuenta este barrio, que nosotros también existimos", manifestó la representante del colectivo.

El alcalde de Palma, José Hila, y algunos regidores se pasearon por esta fiesta. "Para mí esto es un ejemplo de integración, de diversidad y de la ciudad que queremos. Una Palma abierta al mundo, cosmopolita, donde viven personas de todas las nacionalidades que nos enriquecen, que compartimos y que nos enseñan cosas y les enseñamos. Este es el camino", pronunció Hila.


Los elogios continuaron: "Pere Garau es un barrio diverso, maravilloso, que tiene mucho por mejorar, pero que tiene una gente fantástica y hoy se demuestra. No todos los barrios son capaces de conseguir y organizar un evento como este", añadió. Hila no pudo evitar comentar el buen tiempo que hizo ayer: "Mirad qué día. Ojalá en Sant Sebastià hubiera hecho el mismo, no pudo ser, pero hoy si lo es para el Año Chino!".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!