23 de enero de 2020
23.01.2020

Los vecinos piden que las galerías de la Plaça Major sean un espacio de uso social

También reclaman peatonalizar toda la Rambla y destinar 400 plazas del aparcamiento a los residentes en esta zona

23.01.2020 | 02:45

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Palma da un "no rotundo" a que las galerías comerciales de la Plaça Major se reconviertan en un nuevo aparcamiento y reclama que ese espacio sea polivalente y de uso ciudadano. Además, su propuesta plantea peatonalizar toda la Rambla y las calles adyacentes, por lo que sugiere compensar a los residentes con las 400 plazas del parking que gestiona el Ayuntamiento.

Mientras Cort estudia las opciones para recuperar las galerías subterráneas de la Plaça Major, Joan Forteza, presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Palma, propone transformar los 3.800 metros cuadrados de esta planta comercial en un espacio que puedan utilizar las entidades ciudadanas de la zona. En este lugar podría haber una sala multiusos para conferencias y proyecciones, una sala de ensayo para grupos musicales jóvenes, sala de exposición para artistas noveles y en el que haya bar-restaurante y taller de cocina así como espacio para el comercio de proximidad, menciona Forteza.

Cambios en el centro

"Tenemos que aprovechar la oportunidad de evitar que el centro de Palma pierda definitivamente su personalidad y sea exclusivamente una ciudad mediática de cara al servicio exclusivo de un modelo de turismo basado en la masificación y el todo incluido", insiste la Federación.

Para Joan Forteza, la recuperación por parte del Ayuntamiento de la concesión de estas instalaciones y de los aparcamientos de la Plaça Major (el pasado mes de septiembre) es una "oportunidad única" para transformar todo el centro y peatonalizarlo.

Sobre esa idea, la Federación de Vecinos plantea peatonalizar toda la Rambla y calles adyacentes para crear una especie de eje cívico y comercial, con un plan de usos propio y específico, que enlazaría la plaza de la Reina, Born, plaça Joan Carles I, calle Unió, plaça del Mercat, calle de la Riera y la Rambla, hasta la avenida Portugal. La propuesta tiene en cuenta que hay calles cercanas ya peatonales, como Oms o Sant Feliu, y edificios de la Palma histórica, por lo que reclama "un plan de movilidad basado en un transporte público eficiente", en el que se deje uno solo vial de entrada y salida para los residentes que tengan que acceder a sus aparcamientos, para el transporte público y el de mercancías, este último en horario restringido.

Para compensar la pérdida de estacionamientos en la vía pública, la Federación de Asociaciones de Vecinos cree necesario que las 400 plazas de rotación que son de la SMAP (Societat Municipal d'Aparcaments i Projectes) se destinen solo a los residentes, hecho que permitiría retirar los vehículos aparcados en la zona, apunta la entidad vecinal.

La Federación reconoce que este proyecto supondría un elevado coste, por lo que propone que se financie a través de los fondos de Capitalidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!