31 de diciembre de 2019
31.12.2019

El pendón real de Jaume I ya ondea en la plaza de Cort

La senyera ha sido sacada a hombros por la Corporación municipal y una compañía de la Policía Local le ha rendido honores mientras la banda de música ha interpretado la Balanguera

31.12.2019 | 10:54
El pendón real de Jaume I ya ondea en la plaza de Cort

El perdón del Rei en Jaume ya ondea el la plaza de Cort. En una de las ceremonias civiles más antiguas de Europa, esta mañana la Corporación municipal con el alcalde, José Hila, al frente ha sacado a hombros la insignia catalano-aragonesa y la ha plantado en medio de la plaza mientras una compañía de la Policía Local con traje de gala le ha rendido honores y la Banda Municial de música ha interpretado la Balanguera, himno de Mallorca.

La fachada de la plaza de Cort se ha engalanado como cada año con el retrato de Jaume I, que habitualmente está colocado en el salón de plenos del Ayuntamiento y, desde hace dos, con los escudos de los magnates que se repartieron Mallorca con el Rei tras la derrota musulmana.

La Cimera del Rei Martí también ha sido depositada en una vitrina en la plaza, mientras la comitiva, encabezada por una unidad de la Policía Montada a caballo, e integrada por los cavallets, los cossiers, los Tamborers de la Sala y los Macers, entre otros elementos tradicionales, se han dirigido por la calle Palau Reial hasta la Seu para asistir al oficio solemne que cada año se realiza el 31 de diciembre con motivo de la celebración de la Festa de l'Estendard.

En el trayecto se han unido a la comitiva la presidenta del Consell de Mallorca, consellers del Consell Insular, excepto los del PP, Ciudadanos y Vox, y alcaldes de distintas poblaciones de la isla. Esta institución declaró la fiesta como Bien de Interés Cultural (BIC) inmaterial en 2007, y ha instituido el 31 de diciembre como Diada de Mallorca, en sustitución del 12 de septiembre.

Tras el oficio religioso , que preside el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, la comitiva regresará a la plaza de Cort y, junto a varios centenares de ciudadanos, escucharon la interpretación del poema La Colcada, de Pere d'Alcàntara Penya, a cargo de Miquela Lladó y niños y niñas de la Escola de Música y Danses de Mallorca.

Con posterioridad el alcalde, José Hila, leerá su tradicional discurso de fin de año que, nueva mente y desde hace aproximadamente una década, se pronuncia a pie de calle, en la plaza de Cort en lugar de en el salón de plenos, como era habitual.

Con posterioridad se procederá a la concesión de cuatro medallas de oro de la ciudad, que este año han recaído en la Unión Deportiva Collerense Fútbol Femenino, la Fundación Banco de Alimentos de Mallorca, el taller de restauración del Obispado y la Escola de Música y Danses de Mallorca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!