07 de diciembre de 2019
07.12.2019

El Belén de Playmobil más 'nostro'

El centro comercial Portopí expone un Nacimiento de 23 metros cuadrados y más de 2.000 figuras

07.12.2019 | 02:45
El Belén de Playmobil más 'nostro'

El entusiasmo expresado por las pequeñas Miranda y Violeta Dueñas al toparse por sorpresa con el Belén de Playmobil refleja lo que todos los niños sienten al verlo, e incluso muchos adultos, pese a que no lo exteriorizan. Los primeros buscan dónde están los Reyes –"¡aquí, están llegando!", como muestra la hermana menor señalando los tres clicks subidos a sus camellos en una esquina de la maqueta expuesta en Portopí–. Los mayores prestan atención a otros elementos y tal vez se darán cuenta de que este Belén es muy nostro. Por ejemplo, cerca de sus Majestades de Oriente se están celebrando unas matances y a la escena no le falta detalle.

También hay un guiño al típico voltor negre con seis de los buitres de la Serra de Tramuntana, dos de ellos en plena merienda de los restos de una cabra; y aparecen diversos oficios tradicionales, un olivar con árboles similares a la antaño conocida Madò Olivera, un torrente con un tramo que se asemeja al de Esporles y hasta la antigua cantera de Gènova, ya que el artífice de esta instalación de 23 metros cuadrados, Miquel Àngel Isern, es originario de allí. Con el grupo Es Click Mallorquí, y tras la exitosa experiencia de la pasada Navidad, han ampliado el Nacimiento de Playmobil y en la segunda edición han decidido hacerlo "ben mallorquí", sin que falten por supuesto varias telas de llengos en el mercado.

"El primer año se inspiraba más en la tradición judaica, pero en esta ocasión quisimos reflejar la cultura mediterránea de esa época e intentar darle un carácter más nostro", dice el diseñador. No obstante, las lujosas o humildes viviendas de estilo oriental –todas ellas iluminadas–, los porteadores en camellos, el anfiteatro romano, la sinagoga judía, el Nacimiento cristiano y el templo pagano crean "una escenografía multiétnica y multirreligiosa", añade. Y no falta la broma extemporánea, como ya hicieron el año pasado: hay un click de Sherlock Holmes y otro de un robot azul con ojos rojos.

Un valor añadido del montaje instalado en la primera planta del centro comercial es que buena parte del material es reciclado, como por ejemplo los campos de cultivo –hechos con felpudos o cerdas de escoba de color verde–y la base de la maqueta, que es de poliuretano reutilizado, sin contar las más de 2.000 figuras, incluida una gran variedad de animales, procedentes de los coleccionistas de Es Click Mallorquí. Además de Isern, los montadores son José Luis Forteza, Miquel Mateo Julià, Tomàs Monserrat, el joven Joan Marc Monserrat, Tolo Nicolau, María Rosa Alonso y Miquel A. Caldés. Han ocupado un centenar de horas de su tiempo libre por amor a su afición y para mostrar con Playmobil no solo el espíritu navideño de estas fechas, sino también la tradición más nostra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!