01 de diciembre de 2019
01.12.2019
Testimonios

"Un individuo mató a mi hermana y a su hijo"

La inspectora Janka Jurkiewicz, Maria Duran del IBdona y el juez Carlos Izquierdo intervinieron ayer en un acto de la ONCE contra la violencia machista

01.12.2019 | 02:45

"No es fácil denunciar, es normal que una víctima de violencia de género sienta miedo. Las víctimas suelen minimizar la violencia. Ellas no son las culpables de esa violencia. No hay ninguna razón que justifique la violencia machista". La inspectora de la Policía Nacional Janka Jurkiewicz, jefa de la Unidad de Familia y Mujer (Ufam), conoce bien este problema. La unidad que dirige atiende a muchísimas perjudicadas. A día de hoy, la Ufam protege a 850 víctimas en Palma. Cada mujer tiene asignado un agente, que lleva su caso. La inspectora participó ayer al mediodía en un acto contra la violencia machista organizado por la Unidad Progresista de la ONCE, en Palma, junto al magistrado Carlos Izquierdo, la directora del Institut Balear de la Dona, Maria Duran, y el delegado territorial de la ONCE en las Balears, Josep Vilaseca.

"Muchas víctimas no quieren denunciar por miedo, vergüenza, porque falla la red de apoyo social y familiar, por dependencia económica... Es muy importante su entorno. Hay que escucharlas y no juzgar", destacó Jurkiewicz, quien explicó que la Ufam de la Policía Nacional ofrece un servicio integral de prevención, investigación y protección a las víctimas.

Crimen machista


"Antes, hace 50 años, cuando una mujer iba a una comisaría a denunciar a su marido porque él la maltrataba, le decían que esas cosas se quedaban en casa. Hace 21 años hubo un individuo que mató a mi hermana y a su hijo. La sociedad no estaba sensibilizada entonces. Me he hecho muchas preguntas en estos años...", aseguró la inspectora, que no pudo evitar emocionarse ante un público entregado que rompió a aplaudir. Su valiente testimonio conmovió al auditorio, más aún al tratarse de la primera vez que Jurkiewicz lo explicaba en un acto público. "Hoy en día, si estamos juntos en esta lucha contra la violencia de género, podemos vencer", concluyó la inspectora.

Momentos antes, intervino Maria Duran, directora del Institut Balear de la Dona, quien hizo un llamamiento a la sensibilización contra esta lacra social. "El lema de este año es 'Reaccionemos', no solo las administraciones públicas, también la ciudadanía. No es una batalla que se gana solo con que las administraciones pongan recursos, ni solo dando apoyo a las víctimas, ni dictando sentencias... Hemos de cortar esta lacra social. Todos tenemos hijas, nietas o primas que son víctimas de la violencia machista. Hay que seguir batallando contra esta violencia de más de 2.000 años", animó Duran, quien enumeró las diversas violencias que sufren las mujeres: violencia sexual, económica, la trata, prostitución, mutilación genital femenina...

Duran informó de los servicios que ofrece el IBdona: atención telefónica 24 horas, asistencia presencial 24 horas para acompañar a las víctimas a declarar, ir al forense o a recoger sus pertenencias en su casa; servicio de traducción; mesas de coordinación o formación en las escuelas. "Por último, como vosotros hacéis de la igualdad un eje de la convivencia, quiero decir que la igualdad es el antídoto ideal contra la violencia machista", afirmó Maria Duran.

El último en intervenir fue el magistrado Carlos Izquierdo, hasta hace pocos días titular del juzgado de violencia sobre la mujer número 1 de Palma. Izquierdo recalcó que la violencia de género se ejerce "para someter" a la mujer, "para dominarla", culpabilizarla, menospreciarla, coaccionarla, insultarla o humillarla.

"Cuanto más vulnerable sea la mujer, porque es menor de edad o porque sufre una discapacidad, será más fácil dañarla. El riesgo de sufrir violencia de género aumenta considerablemente si una mujer es discapacitada", indicó el juez, que calificó de "alarmante" que el 31% de mujeres discapacitadas en España sufra violencia machista. Izquierdo detalló que se trata de una violencia estructural. "Tenemos un problema social. Afecta a una generalidad de personas y es un problema que se resiste a ser resuelto, pese a todas las medidas que se adoptan contra él", añadió.

Medidas de protección


El juez informó a los asistentes, muchos de ellos con una discapacidad auditiva o visual, de los derechos que tienen como víctimas y de las medidas de protección que contempla la ley. Izquierdo se refirió a las pulseras telemáticas que han mejorado en los últimos años como un instrumento de vigilancia y protección.

"La ley no quiere que una víctima o sus hijos pequeños tengan que marcharse de su casa. No es la mujer quien tiene que salir huyendo de casa, es el maltratador el que tiene que salir fuera", respondió el magistrado a una de las preguntas del público. Un asistente expuso que él sufre violencia psicológica y no tiene un juzgado específico. El juez le contestó: "Sociológicamente es mayoritaria la violencia que ejerce el hombre sobre la mujer. Es un problema social grave, persistente, por eso se han creado juzgados específicos, así lo ha querido el legislador". "Nunca ha habido tanta información como ahora ni se ha visibilizado tanto la violencia de género, pero seguimos fracasando. Hay cosas que se hacen bien y otras mal. Hay que seguir mejorando. Todo el mundo tiene que trabajar en una misma dirección contra esta violencia", animó Izquierdo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!