22 de noviembre de 2019
22.11.2019

Los perros acompañados podrán viajar en todas las líneas de los autobuses de Palma en 2022

El equipo de gobierno se ha comprometido a incrementar progresivamente los trayectos a los que pueden subir las mascotas

22.11.2019 | 13:19

Los perros que cumplan unas determinadas condiciones podrán viajar en todas las líneas de la Empresa Municipal de Transportes de Palma (EMT) en 2022.

El concejal de Movilidad de Cort y presidente de la EMT, Francesc Dalmau, se comprometió el viernes en la comisión de derechos de la ciudadanía a "ir ampliando progresivamente las líneas donde pueden viajar con sus dueños las mascotas, hasta que tengan acceso a todas antes de que finalice 2022".

La propuesta inicial presentada por el grupo municipal del PP en la que se pedía que ya pudieran hacerlo el próximo año se ha cambiado hasta 2022, aunque se ha mantenido el resto de las peticiones.

En estos momentos las mascotas pueden viajar en siete líneas de la EMT. En 2012 se permitió subir en tres (la 20, 30 y 2) y en 2015 se amplió a otras cuatro (la 1, 3, 15 y 21).

El equipo de gobierno también se comprometió a informar periódicamente en la web municipal y en las redes sociales las líneas en las que se permite viajar a las mascotas, así como los requisitos que deben cumplir para poder hacerlo, además de mantener actualizada la información sobre esta cuestion.

Antes de 2012 solo se permitía que viajaran en el bus a los perros denominados lazarillo utitilzados por las personas ciegas. A partir de este año, cuando se autorizó en tres líneas, se aprobaron una serie de condiciones que deben cumplir las mascotas, que aún están en vigor.

De esta forma, todos los perros que accedan al autobús deben ir atados con correa y llevar bozal, excepto los que viajen con transportín, además de abonar la correspondiente tarifa, que en estos momentos es de 30 céntimos. No obstante, viajarán gratis los perros pequeños en transportín y los lazarillo.

Los usuarios deben acceder con su perro por la puerta delantera del autobús y, una vez abonado el billete, se han de situar en la plataforma situada al final del vehículo.

El conductor podrá denegar el acceso de la mascota al vehículo a los animales que no lleven bozal y correa "o que presenten una apariencia peligrosa o posibilidad de causar una grave molestia a los pasajeros".

Asimismo el conductor puede solicitar en cualquier momento que el animal sea bajado del bus si molesta a los demás usuarios o presenta una conducta agresiva o peligrosa.

Los perros potencialmente peligrosos tendrán vetado el acceso al bus y el dueño del animal se hará responsable en todo momento de la conducta de la mascota y de cualquier daño causado a cualquier otro pasajero o propiedad.

Si bien se ha aceptado la propuesta del PP, que deberá ser ratificada en el pleno del jueves de la semana que viene, el concejal de Movilidad, Francesc Dalmau, manifestó que en estos momentos la EMT aún no ha decidido qué líneas serán las próximas que permitan el acceso de las mascotas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!