14 de noviembre de 2019
14.11.2019
Recibos

Emaya subirá la tasa de la recogida de basuras un 15% el próximo año

El incremento previsto supondrá que cada familia abone tres euros más cada dos meses por este concepto

13.11.2019 | 20:11

Los recibos de la recogida de basuras subirán en Palma el próximo año entre un 15% y un 16%, lo que supondrá que cada vivienda tenga que pagar por este concepto una media de tres euros cada dos meses.

Esta tarifa es la única que la Empresa Municipal d'Aigües i Clavegueram (Emaya) tiene previsto aumentar el próximo año, ya que tanto las del suministro de agua potable, como la de tratamiento del agua residual se mantendrán como ahora.

El incremento se justifica en la necesidad de aumentar los ingresos por el concepto de recogida de basuras en unos cuatro millones con el fin de que la recaudación se acerque al coste real.

En estos momentos Emaya recauda 23 millones en concepto de recogida de basuras, pese a que el coste real del servicio es de 29. Con el incremento de cuatro millones se espera recaudar 27 millones por lo que el servicio aún será deficitario en dos millones.

Las razones que han llevado a los responsables de la empresa municipal a plantear esta subida se relacionan con el incremento de un 20% del volumen de residuos recogidos y del 1.500% de la cantidad de voluminosos o trastos depositados en los puntos verdes, lo que supone un mayor gasto por parte de la empresa para atender los servicios.

Se recuerda asimismo que la tasa de recogida no ha experimentado variaciones desde 2013 pese a que se trata de un servicio deficiente.

En estos momentos aún no se ha concretado la distribución del incremento de cuatro millones que se prevé recaudar más el próximo año, puesto que en el consejo de administración celebrado ayer solo se aprobaron las previsiones presupuestarias para 2020 que, en este apartado, prevé este incremento de ingresos.

Consejo de administración


En un próximo consejo de administración, que previsiblemente se celebrará el mes de diciembre, se aprobará la modificación de la tasa y su distribución entre los distintos colectivos que, en principio no se modificarán.

De esta forma, se aplica una tarifa para viviendas y despachos, otra para bares y restaurantes, que también varía en función de la superficie y de si sirven comidas o no y otra para comercios. Los hoteles pagan según el número de plazas y de estrellas.

Previsiblemente tampoco se cambiará la relación entre la tarifa fija que se aplica en cada uno de los epígrafes y la variable, que va en función del agua que se consume. Una vez aprobada la nueva distribución de la tarifa, el pleno del Ayuntamiento debe ratificar los cambios, por lo que, en principio, se prevé que la subida pueda aplicarse en febrero del próximo año.

El presupuesto de Emaya para 2020 prevé un incremento de los ingresos y gastos, que pasarán de los 119 millones actuales a 121, por lo que globalmente se incrementará en un 3%.

Déficit


El Ayuntamiento aportará 7,5 millones de euros a Emaya para que cierre el año sin déficit. El concejal de Medio Ambiente y presidente de Emaya, Ramón Perpinyà, explicó que buena parte del déficit previsto se debe al incremento de las compras de agua por la sequía, cuya factura ha aumentado en 2,7 millones, además del aumento de los gastos de personal debido a que a lo largo del año se ha producido un incremento del 20% de la recogida de basuras y de otros servicios como el de trastos, que han requerido la realización de horas extras o de la contratación de personal eventual para cubrir los sevicios. Perpinyà aseguró que en este incremento de gastos de personal el aumento de las remuneraciones de los altos cargos ha sido de "cero euros". El resto del incremento de gastos se debe al aumento de las reparaciones de la flota de la empresa, las reparaciones de las tuberías  de agua potable y de la partida que se dedica a seguros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!