04 de noviembre de 2019
04.11.2019

Cort afirma que la palmera había sido revisada el 26 de septiembre

Los técnicos municipales han descartado que el ejemplar que cayó por el fuerte viento y mató a una mujer tuviera picudo rojo o alguna infección detectable a simple vista

04.11.2019 | 10:53
Cort afirma que la palmera había sido revisada el 26 de septiembre

El departamento de Parques y Jardines de Cort va a remitir a un laboratorio externo los restos se la palmera que ayer cayó sobre una mujer de 41 años produciéndole la muerte en Dalt Murada. Si bien no se ha detectado que este ejemplar al igual que los demás que están en la zona estén afectados por la plaga del picudo u otra enfermedad visiblemente detectable, los análisis van a servir para descartar o no que la palmera estuviera afectada por algún hongo que le haya producido podredumbre u otra circunstancia que minve su resistencia.

Según ha indicado esta mañana la concejala de Infraestructuras del Ayuntamiento de Palma, Angélica Pastor, en principio, las causas de la caída del árbol sobre la mujer se deben "a una fatalidad", puesto que tanto este ejemplar como el resto de los existentes en Dalt Murada fueron inspeccionados el pasado día 26 de septiembre por Parques y Jardines. Además del análisis visual sobre el estado del árbol se realizaron también "pruebas de hostigamiento" consistentes en hacer vibrar el tronco por medios mecánicos con el fin de veriguar su estado de resistencia.

Ayer, tras la caída del árbol debido a las fuertes rachas de viento se procedió a revisar el arbolado de toda la zona, además del paseo Marítimo, sa Pedrera, sa Quarentena, sa Feixina, la Plaza Progrés, el Parc de la Mar, Passeig Sagrera, plaza de España, plaza del Mercat, la Rambla, Son Quint, Son Cotoner, plaza dels Patins, Son Serra Parera, Capità Salom, ses Fonts, las zonas de Arabela, Son Moix y Son Dameto d'Alt, entre otras. En todos los casos no se observó ningún otro ejemplar en peligro, por lo que no se prevé una alteración del plan de inspecciones del arbolado de Palma que realiza anualmente el departamento de Parques y Jardines.

Tal como ha explicado esta mañana la concejala Angélica Pastor, este plan consiste en el caso de las palmeras en cuatro aplicaciones anuales de productos fitosanitariois y en una inspección anual, que incluye pruebas de hostigamiento, entre otras. En el caso de que se compruebe que un ejemplar tiene un alto riesgo de caída se procede a su tala.

Poco despues de la caída de la palmera de Dalt Murada, se desplomó otro ejemplar en la plaza Llorenç Villalonga, sin que en este caso se tuvieran que lamentar daños personales.

Pastor ha indicado asimismo que se pusieron en contacto con una asociación de residentes brasileños para que, a través del consulado o de la embajada de este país se hicieran cargo de la hija de diez años de la fallecida, que fue ingresada en estado de choc en uncentro hospitalario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!