14 de octubre de 2019
14.10.2019
Instalaciones

El parque de sa Riera tendrá la primera zona de juegos inclusiva de Palma

El espacio infantil simulará el bosque de Bellver y tendrá recorridos adaptados a distintas discapacidades, además de una fuente y toldos

14.10.2019 | 11:09
El parque de sa Riera tendrá la primera zona de juegos inclusiva de Palma

La zona de juegos infantiles del parque de sa Riera se transformará en la primera área lúdica totalmente inclusiva de Palma, con recorridos sensoriales adaptados a distintas discapacidades. Este rincón simulará el bosque de Bellver y dispondrá de una fuente y pérgolas para dar sombra.

Tras el incendio en la torre de juegos infantiles de hace unos meses, que obligó a retirar parte de la estructura del castillo, el área de Infraestructuras del Ayuntamiento decidió diseñar una alternativa en vez de restituir la parte dañada, explicó ayer la regidora Angélica Pastor. Este proyecto se presentó ayer y supondrá la realización de un "rincón orgánico", en el que además de juegos e itinerarios totalmente accesibles, se plantarán 50 árboles de distintas variedades y unas 4.000 plantas aromáticas. La intención es recrear el bosque de Bellver con juegos no convencionales, según detallaron la concejala y Carlos Planas, técnico responsable de la propuesta.

Texturas y aromas


El proyecto concibe toda la zona infantil "como un juego", con recorridos sensoriales, gracias a las diferentes texturas en suelo y muros y a los aromas de las plantas, comentó Planas. Estos itinerarios permitirán experimentar sensaciones a quienes tengan una discapacidad física o motora, sensorial, auditiva, visual, intelectual y psíquica. El camino principal tendrá 2,7 metros de amplitud con diferentes pavimentos y olores (procedentes de las plantas), del que saldrán bifurcaciones de 1,8 metros de ancho que conectarán con la cafetería y el resto del parque.

En el lugar que antes ocupaba la torre del castillo infantil, se crearán dunas de diferentes alturas, recubiertas de césped artificial. En este punto se pondrán cuerdas, tubos y otros elementos para que los niños puedan escalar o atravesar los montículos.

El presupuesto de esta intervención es de unos 650.000 euros que se pagarán con el remanente de Tesorería, puntualizó el Ayuntamiento en una nota. Las previsiones son que las obras duren unos cinco meses y que la zona inclusiva esté en marcha a finales del próximo año, señaló Angélica Pastor.

Agua y sombra


El pavimento será de césped artificial de diferentes colores y alrededor de la nueva fuente se instalarán bancos para que sea una plaza y punto de reunión. La sombra, comentó la regidora de Infraestructuras, también es una demanda a la que se responderá con la instalación de diferentes pérgolas con toldos textiles, ya que, tal como comentó, acudir a este parque a determinadas horas del día, a pleno sol, no es una opción.

En total, se intervendrán sobre unos 2.600 metros cuadrados de superficie del parque de sa Riera, siguiendo el proyecto de Carlos Planas. Para el desarrollo de los nuevos árboles se aumentará la cantidad de tierra, indicó Planas.

Angélica Pastor aseguró que su "apuesta" para el próximo año será mejorar los parques y que estos tengan fuentes. "Pretendemos hacer cosas diferentes y una ciudad más amable", puntualizó.

Más verde en los barrios


Además, la regidora indicó que su concejalía está buscando diferentes ubicaciones donde crear nuevas zonas verdes, para que "los barrios no sean tan grises".

De momento, Pere Garau es una prioridad, dijo, al que se sumará el Rafal Vell y otros incluidos en el plan de barrios, o Camp Redó, donde desde hace años está proyectada una gran área verde central en el lugar de dos bloques derribados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!