09 de octubre de 2019
09.10.2019

La Federació de Veïns rechaza el referéndum de las terrazas

La entidad, integrada por 47 asociciones vecinales, afirma que el recurso presentado por los restauradores "va en contra de la convivencia de dicen desear"

09.10.2019 | 08:54

La Federació d'Associacions de Veïns de Palma, integrada por 47 entidades vecinales, rechaza y se opone "a cualquier tipo de referéndum o consulta" sobre las terrazas que ocupan el espacio público, tal como han solicitado los restauradors.

En un manifiesto difundido esta mañana, el presidente de la Federació, Joan Forteza, recuerda que "las instituciones tienen la obligación de preservar y hacer cumplir los derechos de los ciudadanos, como son el derecho al descanso y a la inviobilidad del domicilio, y estos "no se pueden someter a votación, son en sí mismos, incuestionables e inviolables".

En su manifiesto quieren dejar claro que "ni la Federació ni nuestras asociaciones, están en contra de las terrazas ni de empleados que trabajan en ellas", sino de "los empresarios de restauración que, con total falta de respeto y consideración hacia los vecinos, de forma perversa, incumplen sistemáticamente y de forma continuada la actual ordenanza, siendo una de las causas que contribuyen a crear un clima de conflicto en los barrios".

Al respecto, recuerdan que según los datos proporcionados por el Ayuntamiento entre el 1 de enero y el 12 de septiembre, se han sancionado 95 terrazas, iniciado expedientes sancionadores a otra 420, lo que representa mas de un 56% de las 914 licencias concedidas", por lo que consideran que "está claro que se debe abrir una reflexión".

En relación al recurso contencioso administrativo presentado por los restauradores contra el Ayuntamiento por el adelanto del cierre de las terrazas de sa Llonta a las 23,00 horas, la Federació afirna que "no tiene ningún sentido" y, además, "va en contra de la convivencia que dicen desear ya que supondría perjudicar, aún más, los derechos de los ciudadanos a la salud y al descanso".

Recuerdan asimismo que el Ayuntamento se ha visto obligado a la adopción de esta medida puesto que ha recibido sentencias "que le obligan a restaurar los derechos de los ciudadanos".

Los vecinos piden a los restauradores que, si verdaderamente están a favor de la convivencia, "de una vez por todas dejen de lado sus conveniencias y cumplan escrupulosamente con el 100% de todos los apartados de la actual ordenanza" de ocupación de la vía pública. Consideran que lo anterior "es un primer paso imprescindible que, además, están obligados a dar y que el movimiento vecinal, que nosotros representamos, vería de buen grado, de cara a pacificar las plazas y calles de toda la ciudad, especialmente el centro histórico, Santa Catalina y sa Llonja",

Un texto que, recuerdan, "es producto del consenso, conseguido después de dos años y medio de reuniones alrededor de una mesa de trabajo convocado por el Ayuntamiento de la cual la patronal de restauración se retiró antes de su finalización".

Por último hacen un llamamiento "a todos los vecinos y vecinas de Palma, instituciones, empresarios, comercios y turistas, a la convivencia, a respetar el medio ambiente, a preservar, respetar nuestro patrimonio y el espacio público para, junto, ser capaces de hacer posible la Palma sostenible que queremos, sin perder de vista la coresponsabilidad generacional que tenemos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!