05 de septiembre de 2019
05.09.2019
Medio ambiente

Neus Truyol deberá declarar ante la jueza por los vertidos tóxicos a la bahía

La Guardia Civil ha interrogado ya como investigadas a la edil de Més y a la exgerente, así como a dos técnicos de Emaya

04.09.2019 | 20:24

La expresidenta de la Empresa Municipal d'Aigües i Clavegueram (Emaya), Neus Truyol, junto con la exgerente de esta empresa municipal, Imma Mayol, y dos técnicos del área del Ciclo del Agua deberán declarar ante la titular del juzgado número 12 de Palma por los vertidos tóxicos a la bahía.

Ayer se levantó el secreto de sumario por la comisión de un presunto delito ecológico y malversación de fondos públicos a raiz de una denuncia presentada por el abogado Santiago Fiol.

A la espera de conocer el contenido concreto del documento, que desde ayer por la mañana está siendo analizado por los servicios jurídicos de Emaya, se sabe que probablemente tanto Neus Truyol como Imma Mayol y los dos técnicos serán citados por la jueza en fechas próximas para tomarles declaración y decidir si se mantiene su situación de investigados o no, aunque lo más probable es que continúen como imputados.

Según manifestó ayer por la mañana el portavoz del equipo de gobierno de Cort, Alberto Jarabo, quien anunció el levantamiento del secreto de sumario, los servicios jurídicos de Emaya están estudiando el contenido del escrito, que es bastante extenso y se reparte en dos voluminosos tomos.

Si bien manifestó desconocer aún detalles sobre su contenido, se comprometió a informar exhaustivamente una vez se haya analizado toda la documentación al tiempo que reiteró que el equipo de gobierno mantiene su plena confianza con el anterior equipo político y técnico de Emaya.

Por su parte, el abogado Santiago Fiol, quien denunció el año pasado a título particular los reiterados vertidos a la bahía, manifestó ayer que aún no ha sido notificado por parte del juzgado del levantamiento del secreto, por lo que desconoce el alcance de las actuaciones realizadas al respecto por parte de la titular del juzgado. En cualquier caso, recordó que cuando presentó la denuncia a mediados del año pasado por los vertidos tóxicos a la bahía no acusó a ninguna persona ni administración en concreto.

En diciembre, la jueza decidió sobreseer el caso, aunque ordenó al Seprona de la Guardia Civil que iniciara una serie de investigaciones. Es en este contexto cuando agentes de esta unidad se personaron el pasado día 14 de agosto en el domicilio de Barcelona de la exgerente Imma Mayol para realizar un registro de la vivienda e inspeccionar su teléfono y su ordenador.

Se registró también la sede de Emaya y la Guardia Civil tomó declaración en calidad de investigadas a Neus Truyol, Imma Mayol y a dos técnicos del Ciclo del Agua. Estos dos últimos ejercieron su derecho a no declarar. Pese a lo anterior, Truyol manifestó el martes que aún no había tenido notificación formal de la investigación ni de su situación procesal. Negó taxativamente que durante su mandato se hubieran desviado fondos del canon de saneamiento a la compra de contenedores y de maquinaria.

Afirmó que estas inversiones, por un importe de 20 millones, se afrontaron por parte de Emaya con un préstamo bancario. En concreto, aseguró que todas las partidas que la empresa recibió del Govern procedentes del canon de saneamiento, que alcanzaron la cifra de 35 millones, se destinaron a proyectos relacionados con el ciclo del agua.

Respaldo a los políticos y técnicos municipales


A la espera de conocer el contenido concreto del sumario y de las acusaciones que pesan sobre la expresidenta de Emaya, Neus Truyol, desde el equipo de gobierno se apoya "sin fisuras" su actuación al frente de la empresa en el pasado mandato en materia de saneamiento, al igual que a la exgerente Imma Mayol y a los dos técnicos del Ciclo del Agua. A las declaraciones del portavoz del equipo de gobierno en este sentido se sumaron ayer las palabras del alcalde de Palma, José Hila, quien defendió la gestión "valiente" de Truyol al frente de Emaya quien, por primera vez visualizó el problema de vertidos existente desde hace años al cerrar las playas cada vez que había un derrame a la espera de los resultados de las analíticas. Asimismo, Hila insistió en que en el anterior mandato se pusieron las bases para resolver un problema "histórico" con la cesión de los terrenos necesarios para la construcción de la nueva depuradora que debe financiar el Gobierno central. Asimismo, recordó que por primera vez en años se consiguieron 35 millones del Govern procedentes del canon de saneamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!