03 de septiembre de 2019
03.09.2019
Urbanismo

Los edificios catalogados deben pasar una segunda inspección antes de finalizar el año

La medida afecta a 2.461 inmuebles si se suma a los protegidos los que fueron construidos antes de 1900

02.09.2019 | 20:15

Los edificios que figuran en el catálogo municipal de inmuebles protegidos deberán pasar antes de que finalice el presente año una segunda inspección técnica con el fin de comprobar su estado de conservación y las condiciones de accesibilidad, entre otras cuestiones.

La medida se contempla en la ordenanza municipal que regula la obligación por parte de los propietarios de presentar de forma periódica el denominado Informe de Evaluación de la Edificación (IEE), que sustituye a las anteriores inspecciones técnicas.

Los edificios catalogados ya estuvieron obligados a presentar el informe técnico sobre el estado de conservación del inmueble a lo largo de 2009, por lo que ya han transcurrido los diez años que contempla la norma para que presenten una nueva documentación actualizada.

Antes de que finalice el año también deberán presentar el informe los inmuebles construidos antes de 1900, por lo que desde la concejalía de Modelo de Ciudad se calcula que deberán presentar la documentación un total de 2.461 edificios.

A los anteriores se añaden otros 423 que ocupan sendas parcelas que fueron construidas en 1969, por lo que el total de edificios sujetos a la presentación del IEE asciende este año a 2.899.

Debido al elevado número de edificios que este año están obligados a entregar los resultados del informe de inspección que deben encargar los propietarios de los inmuebles si se compara a las 503 parcelas construidas que debían hacerlo el año pasado, la concejalía de Modelo de Ciudad ha puesto en marcha una campaña informativa a finales del pasado mes de julio.

En ella se explica que los Informes de Evaluación de Edificios (IEE) incluyen, además de su estado de conservación, su situación en relación a la accesibilidad universal y la posibilidad de adoptar mejoras de eficiencia energética. Para la teniente de alcalde Neus Truyol, estos informes constituyen "una herramienta que asegura el buen estado de los edificios y permite conservar nuestro patrimonio".

Presentadas un 10%


Truyol hizo un llamamiento a presentar los informes, ya que se trata "de una importante responsabilidad colectiva". A finales del pasado mes de julio solo un 10% de los inmuebles obligados habían presentado el informe, aunque recordó que el plazo finaliza a finales de año. Recomendó que los propietarios no esperen hasta el último momento para presentar la documentación ya que de esta forma "podrán disponer de más tiempo" en el caso de que tengan que ejecutar las obras necesarias para cumplir con los requisitos para pasar la evaluación.

Si bien el Ayuntamiento no cobra ninguna tasa para la realización de la IEE, los propietarios de los inmuebles deben hacer frente a los gastos de los honorarios de los profesionales acreditados para la realización de la evaluación.

En el caso de que la documentación no se presente en el plazo que indica la ordenanza pueden ser sancionados por la comisión de una infracción urbanística leve, cuya multa oscila entre lo 6.000 y 2.999 euros.

El grado de cumplimiento de la obligación de pasar las inspecciones fue de 68% a lo largo de 2018, ya que, de las 503 parcelas que debían hacerlo la presentaron 342. De estas, 140 fueron clasificadas como favorables y 89 como desfavorables, por lo que tuvieron que realizar distintas obras porque su estado de conservación no es el correcto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!