06 de agosto de 2019
06.08.2019
Turismo

Los cruceros dejaron un saldo negativo de 95.000 euros a la Autoridad Portuaria

Los ingresos de casi diez millones de euros son inferiores a las inversiones realizadas para dar servicio a las compañías

06.08.2019 | 02:45

Este año, el puerto de Palma va a registrar 584 escalas de cruceros, seis menos que el año pasado. En 2018 hicieron escala 594 buques con una cifra de 2.051.782 pasajeros. Los ingresos para la Autoridad Portuaria de Balears fueron de 9.902.439 euros, solo que al restarle costes de dar servicio ("amortización de infraestructuras y seguridad, sobre todo") casi 10 millones de euros, el balance final para la APB es negativo: -94.597 euros en 2018. "Para este ejercicio, se esperan unas cifras similares", indicó el portavoz de la APB.

En 2016, la Autoridad Portuaria invirtió más de 4 millones de euros, y entre 2011 y 2012 se invirtieron 21,3 millones y 13,5, respectivamente, fieles a la consideración de este "tráfico estratégico" del que ya se hablaba en 2003. En el Gobierno de Mariano Rajoy se denominó la "alfombra azul", es decir, incentivos fiscales como bonificaciones a las grandes compañías de cruceros, que no han dejado de aplicarse a una industria que ahora es cuestionada por sectores de la población cada vez más amplios. Se les critica por la contaminación del medio ambiente, la probable afectación a la salud pública y una carga de cruceristas en los centros que está provocando el malestar y el éxodo de los habitantes de ciudades como Palma, Barcelona, Venecia, Dubrovnik.

En el otro lado, los sectores del pequeño comercio y restauración que apoyan una industria turística que según la comunidad científica es "altamente contaminante" por el uso del fuel más barato, el llamado fuel pesado.

Las cifras de la APB


Al preguntar a la APB qué cantidad de dinero recaudan de los cruceros, la respuesta es profusa. En 2018 registraron 3.624.418 euros de la T1en concepto de la tasa del buque, conforme al tamaño del mismo, y 3.719.783 euros por la tasa del pasaje. Otros ingresos como ocupación del espacio o suministro de agua suman 9.902.439 euros. Según la APB, la media que ha pagado cada crucero por escala en el puerto de Palma  con la T2 es de 6.101 euros, y la media de la T2 por pasajero es de 2,29 euros. "Se restan los costes para la Autoridad Portuaria por dar servicio a los cruceros (amortización de infraestructras y seguridad, básicamente), que ascendieron a 9.997.037 euros. De ahí el balance final, los -94.597 euros", señalan.

El Estado español y los gobiernos autónomos han impulsado, y lo siguen haciendo, incluso asumiendo las voces críticas contra la industria, con inversiones millonarias en infraestructuras en el "suelo" del puerto. Entre 2000 y 2016 se han invertido 282 millones de euros en instalaciones en los puertos para el pasaje de cruceros; se habla de invertir otros 285 millones hasta 2021.

Bonificaciones


En el puerto de Palma se bonifican las escalas de cruceros de base un 10 por ciento en la T1 y la T2; un 40 por ciento en la T1 y la T2 si la escala es en temporada baja, y un 20 por ciento en ambas terminales en las escalas a partir de las 12 horas con la finalidad de evitar concentraciones de cruceristas por la mañana; se bonifica con un 15 por cien en la T1 y la T2 al barco de la compañía o grupo que haga más de 30 escalas durante la temporada con origen o destino en otro puerto de la APB.

"Estas bonificaciones han sido aprobadas por el Consell de Administración en el Plan de Empresa", en el que forman parte el Govern balear, el Ayuntamiento de Palma y el Consell de Mallorca, Menorca y Eivissa. La próxima temporada, "también decidirá las bonificaciones, el Consell de Administración", indicó el portavoz de la Autoridad Portuaria de Balears.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!