25 de julio de 2019
25.07.2019

PP y Ciudadanos apoyan la limitación del catalán pedida por Vox

Han apoyado mociones relativas a la revisión del reglamento de normalización lingüística y la convocatoria del premio Ciutat de Palma de novela en Castellano

25.07.2019 | 17:54
El concejal de Vox Fulgencio Coll en el pleno de esta mañana

El Partido Popular y Ciudadanos apoyaron el pasado jueves, en el primer pleno ordinario del actual mandato, dos mociones presentadas por el grupo municipal de Vox tendentes a la limitación del uso del catalán como lengua cooficial.

Si bien ninguna de las dos proposiciones prosperaron por el voto negativo de los grupos municipales que conforman el equipo de gobierno (PSOE, Podemos y Més), sirvieron para determinar la posición de estos tres grupos en materia lingüística que, por otra parte, no ha cambiado en relación a la mantenida tanto por Ciudadanos como por el PP en el anterior mandato.

En la primera de las propuestas, defendida por el portavoz de Vox en Cort, el concejal Fulgencio Coll, se pretendía encargar a los servicios jurídicos municipales un informe para "valorar la legalidad del articulado del reglamento de normalización lingüística del Ayuntamiento de Palma y su plena adaptación a la Constitución, la jurisprudencia constitucional y las recomendaciones del Defensor del Pueblo en materia de uso en condiciones de igualdad de las lenguas oficiales".

El concejal de Educación y Normalización Lingüística, Llorenç Carrió, justificó la votación contraria a la moción alegando que, en su momento, cuando se aprobó el reglamento, se hizo con todos los informes técnicos y jurídicos favorables. Además, recordó que cuando se apela a la Constitución para defender la predominancia del castellano, también se tienen que tener en cuenta los apartados de la Carta Magna en los que se indica que "las demás lenguas" del Estado son cooficiales en sus respectivos territorios.

En segundo lugar, el concejal de Vox Sergio Rodríguez defendió una proposición, apoyada también por el PP y Ciudadanos, para que el premio Ciutat de Palma de novela se convoque también en castellano. El teniente de alcalde de Cultura, Antoni Noguera, recordó que este premio se había convocado siempre en catálán, excepto entre 2011 y 2015 y que se trata de una medida de "discriminación positiva" en relación a la lengua catalana.

Un estudio determinará si se compra el Metropolitan

El Ayuntamiento encargará un estudio integral sobre las necesidades de equipamientos que tiene la barriada de Pere Garau y, en función de sus resultados, se decidirá si se compra o alquila el antiguo cine Metropolitan. La teniente de alcalde Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna, Neus Truyol, consiguió que el pleno aprobara esta proposición transaccional, que sustituye a otra presentada por Ciudadanos.  Si bien el partido naranja en su moción solicitaba directamente que Cort negociara con la propiedad del antiguo cine su adquisición con el fin de construir el centro sanitario de la barriada en su solar, la moción aprobada finalmente no concreta esta cuestión.

Otros acuerdos

El tripartito elude pronunciarse sobre la presencia de los Reyes en la ciudad.
El equipo de gobierno eludió ayer pronunciarse sobre la presencia de los Reyes en Palma, al no aceptar discutir una proposición presentada por urgencia por Vox en la que se instaba al pleno a "mostrar su pleno respaldo a la presencia de Sus Majestades en nuestra ciudad". El concejal socialista Francisco Ducrós rechazó la urgencia de la moción por cuanto "es conocida la presencia estival de los Reyes en Marivent".

La Federación de Veïns advierte de que no permitirá "ni un centímetro más de terrazas".
El presidente de la Federació de Veïns de Palma, Joan Forteza, advirtió ayer al equipo de gobierno que su entidad no va a permitir "ni un centímetro más de terrazas ni un segundo más de música". Recordó al equipo municipal que tienen la obligación de defender la salud y el descanso de los vecinos frente a los intereses económicos de los restauradores.

Bellavista exige que se acepte la cesión de un solar como pago de parte de la urbanización.
Los vecinos de la urbanización Bellavista, situada en la Platja de Palma, protestaron en la sesión de ayer exigiendo que el Ayuntamiento cumpla su compromiso de adquirir por 7 millones 40.000 metros cuadrados destinados a zona verde para rebajar el coste de la urbanización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!