16 de julio de 2019
16.07.2019
Sanción

Cort impone tres multas de 2,4 millones por el vertido del centro comercial Fan

Urbanismo inicia los expedientes sancionadores tras la denuncia de Terraferida sobre la destrucción de una zona protegida

16.07.2019 | 20:25

Cort impondrá tres sanciones graves, que suman 2,4 millones, por los movimientos de tierra y el vertido de escombros que fueron realizados durante las obras del centro comercial Fan Mallorca en la zona protegida de Son Olivaret. La gerencia de Urbanismo ha aprobado hoy iniciar estos tres expedientes de infracción relacionados con el Área Natural de Especial Interés (ANEI) junto a s'Aranjassa, donde se tiraron "alrededor de 84.000 metros cúbicos de vertidos, una cantidad muy elevada", tal como destacó la regidora del área, Neus Truyol. El caso se dio a conocer hace un par de años gracias a la denuncia del colectivo ecologista Terraferida y ahora el consistorio multa a "tres agentes implicados en los vertidos con sanciones de 824.286 euros cada una".

Las obras del centro comercial situado en el Coll d'en Rabassa fueron denunciadas ante Cort y la conselleria de Medio Ambiente del Govern por "la destrucción casi total de siete hectáreas del ANEI" del denominado barranco de Son Gual-Xorrigo, protegido por la Ley de Espacios Naturales desde 1991, como advirtió en su momento Terraferida. La entidad incidió en que el lugar conocido como Son Olivaret "era una zona con notables valores ecológicos y paisajísticos", donde hay pinares, garriga y espacios abiertos.

Los ecologistas advirtieron de que la zona quedó "gravemente afectada", incluido el torrente de Son Olivaret, que da nombre a la urbanización lindante. El punto de vertido, añadieron entonces, está en la parcela 261 del polígono 50, a tan solo un kilómetro del pueblo palmesano de s'Aranjassa. "Este espacio natural ha quedado sepultado casi por completo por miles de toneladas de escombros" dentro de un ANEI que "no puede ser dedicado a actividades que impliquen su transformación ni otras que lesionen sus valores paisajísticos", según la ley.

Tras tener conocimiento de la denuncia, técnicos municipales del departamento de disciplina urbanística llevaron a cabo las "inspecciones pertinentes para poder tramitar el expediente" que ahora ha derivado en el inicio de otros tres sancionadores, como explicó la concejala de Modelo de Ciudad, Vivienda y Sostenibilidad de Cort, Neus Truyol.

Los movimientos de tierra y el vertido de más de ocho hectáreas de escombros –"supuestamente de las excavaciones de las obras", detalló– también fueron denunciados por vecinos de las casas cercanas, quienes calcularon que la zona "había quedado cubierta por hasta dos metros de escombros". El colectivo Terraferida lo describió como "el mayor vertido ilegal de residuos registrado en Mallorca. Los infractores deberán restituir dicho terreno a su estado original cuando concluya el caso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!