10 de julio de 2019
10.07.2019
Entrevista

Sonia Vivas: "Actuar sobre el agresor supone ayudar a futuras víctimas. No están encerrados, viven en sociedad"

Destaca que ha habido un aumento de peticiones de maltratadores que quieren asistir a los talleres municipales

10.07.2019 | 02:45
Sonia Vivas, ayer en la cuarta planta del centro Flassaders, donde está la nueva regiduría de Justicia Social, Feminismo y LGTBI.

Regidora de Justicia Social, Feminismo y LGTBI en Cort. Tras sus turbulentos últimos años en la Policía Local, la nueva concejala de Podemos se pone al frente del área gestionada desde el centro Flassaders. "Mi casa", dice, ya que también trabajó allí tras estudiar Pedagogía y conoce a los funcionarios que ahora dirigirá políticamente

P ¿Le ha quedado la espinita de no haber asumido el área de Seguridad Ciudadana?
R Si Podemos hubiese sacado los nueve concejales en vez del PSOE, hubiera sido una de las opciones. Claro que me hubiera gustado, he sido policía durante 15 años, pero ahora estoy donde quiero estar, en la regiduría por la que peleé en las negociaciones. De todos modos, haremos políticas transversales con Seguridad Ciudadana, sobre todo en temas de formación en violencia de género y delitos de odio. Son peticiones que me han hecho antiguos compañeros de la Policía. Están muy interesados y es muy necesario.

P Su área ha dejado de llamarse de Igualdad y se ha cambiado por Feminismo. ¿Por qué?
R Pretendo destacar el término 'feminismo' porque es un sistema que propone un cambio tanto en la manera de ser como de hacer las cosas. Dentro del programa Palma Educa, desde aquí vamos a ofrecer a los colegios talleres de educación en feminismo, donde se hablará, entre otros temas, de las agresiones sexuales a través de las nuevas tecnologías y de cómo se construye el fenómeno de las violaciones en manadas con el objetivo de prevenirlo. Hay que hacer mucha pedagogía en estas edades más tempranas y en los jóvenes. Son ellos los que pueden generar el cambio en la sociedad. Las nuevas generaciones son la luz y el futuro.

P ¿Repetirá la chochocharla?
R Esta iniciativa en concreto tal vez no, porque se ha hecho, pero sí habrá jornadas de formación relacionadas con el feminismo y más charlas sobre sexualidad. Es muy importante hablar de esto a los jóvenes, porque ahora están construyendo su sexualidad y lo más probable, tal como estamos viendo, es que lo hagan a través de la visualización de vídeos porno. El porno existe, está ahí, aunque es imprescindible que sepan que eso no es una relación sexual sana y saludable, sino que se basa en el maltrato y la dominación. Tienen que entender que son actores y actrices, y que en la vida real uno no debería relacionarse sexualmente de este modo.

P ¿De ahí salen las manadas?
R Sí, por eso es tan importante hacer pedagogía. No se viola en manada porque de repente sea una moda, sino debido a que hay una construcción sociológica que provoca que haya varones que se sientan legitimados para hacer eso, ya que lo ven normal, lo han visto en el porno y lo llevan a la vida real. Las agresiones sexuales se denuncian más y, por parte de la concejalía, vamos a impulsar más formación y campañas de sensibilización para hacer ver la raíz de este problema y tratar de acabar con ello, en la medida de nuestras competencias. Será uno de los puntales del área.

P ¿La campaña 'No i Punt' es suficiente o se ampliará?
R Ha funcionado muy bien y se mantendrá, aunque habrá otro proyecto paralelo para abordar la misma problemática en espacios de ocio nocturno que no son las fiestas públicas. Solicitaré a los negocios colaboración en la lucha contra las violencias machistas. Hay que seguir extendiendo la red e implicar a todo el mundo (EMT, taxistas, etc.) para prevenir las agresiones sexuales.

P ¿Qué mejoras tiene previstas en el servicio de atención a la violencia de género?
R Habrá una pequeña subida de sueldo al personal; se pondrá en funcionamiento una nueva casa de acogida para mujeres que han sido maltratadas, que será tipo apartamentos, para que puedan estar más cómodas con sus hijos; y se ampliará el taller que atiende a los agresores en función de la demanda de estos últimos años.

P ¿Ha aumentado?
R Sí. Hemos tenido un repunte significativo de varones que piden entrar en el programa con el fin de trabajar su personalidad, que ha sido construida sobre una base de violencia. Creo que es importante impulsar estos talleres porque los agresores son parte del problema social. No están encerrados en una mazmorra, sino que viven en la sociedad y, normalmente, si construyen otra historia afectiva con una mujer, la maltratarán. Por lo tanto, actuar sobre el agresor supone ayudar a futuras víctimas. Puede haber críticas de un sector del feminismo que no quiera que se gaste el dinero en el agresor, pero es prevención.

P El Plan de Igualdad aprobado la pasada legislatura todavía no se ha desarrollado.
R Abarca desde 2018 hasta 2021, por lo que es reciente. Ahora son las diversas concejalías quienes deben implementarlo. Mi misión es presionar a los compañeros de las demás áreas para que lo hagan y estar pendiente de ello. Es una labor de pedagogía interna, ya que Cort nunca había tenido un Plan de Igualdad y no es fácil el cambio de chip, sobre todo en la administración.

P En la Policía Local dirigió la oficina de delitos de odio. ¿Se plantea una iniciativa similar en esta concejalía?
R Aquí las denuncias no pueden instruirse como delitos, aunque tengo en mente impulsar una red de acompañamiento y guía a los que hayan sufrido agresiones por pertenecer a la diversidad social.

P ¿La acción municipal con el colectivo LGTBI se limitará a la colocación de una bandera en el balcón de Cort y participar en la manifestación del Orgullo?
R La bandera es algo simbólico con mucho contenido y la marcha es reivindicativa. Pretendo sacar adelante un proyecto específico para luchar contra la LGTBIfobia, aunque en coordinación con Ben Amics para complementar lo que ellos hacen. Me reuniré con ellos la próxima semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!