09 de julio de 2019
09.07.2019
Patrimonio

Las letras se suman a la campaña de ARCA contra las pintadas

Los escritores Eusèbia Rayó y Àlex Volney exigen borrar los grafitis de forma inmediata, sobre todo si están en edificios protegidos

08.07.2019 | 20:37

La campaña de la asociación proteccionista ARCA contra las pintadas vandálicas cuenta desde ayer con el apoyo del mundo de las letras, representado por dos escritores palmesanos, Eusèbia Rayó y Àlex Volney. Con ellos, la entidad suma ya cinco personas significativas de la ciudad –cada semana las dan a conocer– que respaldan la exigencia a Cort de "actuar de manera inmediata" en borrar los destrozos y hacerlo en condiciones técnicas correctas, sobre todo cuando se realizan en inmuebles catalogados.

La escritora e historiadora se ha fotografiado frente a uno de estos edificios, el Hostal Términus, que se halla en la plaza de España y está "irreconocible" a causa del "maltrato" sufrido. Al observarlo y pensar en el resto de grafitis de Palma, Rayó dice sentir "disgusto, rabia e impotencia ante la proliferación de pintadas que destruyen nuestro paisaje". "La sociedad no puede permitir el vandalismo, ya que es una falta de respeto hacia el patrimonio y las personas", en palabras de la autora.

Considera que la solución pasa por "más vigilancia policial, más colaboración ciudadana a la hora de denunciar los hechos, limpieza inmediata de las pintadas y obligar a los culpables a restituir los elementos dañados a su estado original", afirma preocupada.

Volney siente indignación por la "barbarie" de la que son objeto los inmuebles de Ciutat, como el escogido para su foto, el edificio señorial Can Ribas de Pina. Este escritor y librero lamenta sobre todo "el menosprecio de quienes hacen las pintadas hacia lo que hemos heredado todos", porque "no son conscientes de que nos encontramos aquí de paso y que, como mínimo, lo tenemos que conservar tal como es".

Pide a Cort "contundencia", ya que de lo contrario "desaparecerá el patrimonio de nuestros antepasados"; y para ello lo más efectivo es "tocarles el bolsillo y rápido", destaca. ARCA concluye que las pintadas son más graves todavía cuando se hacen sobre piedra de marés –como las fotografiadas–, por la dificultad de borrarlas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!