18 de mayo de 2019
18.05.2019
Avería

Desalojan a una veintena de vecinos por la rotura de una tubería en la plaza de es Fortí

La inundación de un solar en obras afecta al edificio colindante - Se producen cortes de luz, agua y tráfico en toda la zona

18.05.2019 | 12:08
Desalojan a una veintena de vecinos por la rotura de una tubería en la plaza de es Fortí

Una veintena de residentes de una finca junto al paseo Mallorca tuvieron que ser desalojados ayer por la inundación que se produjo tras la rotura de una importante tubería en la plaza de es Fortí. El solar lindante al edificio afectado quedó anegado y en él se ubica "una estructura provisional que sustenta el inmueble de al lado, por lo que, por precaución, los técnicos de Urbanismo de Cort han decidido que los vecinos no vuelvan a sus viviendas hasta el lunes", tal como explicó el alcalde, Antoni Noguera, tras acercarse al solar, que está en obras. El agua acumulada sobre la cimentación quedó vaciada a las tres de la tarde y, "en principio, la estructura de la finca es estable, aunque hay que analizar cómo evoluciona", según indicó el primer edil.

La avería en la canalización se produjo a las 7,15 y los residentes de la finca situada en la calle Simó Ballester número 15, enfrente de la jefatura de la Policía Nacional, empezaron a tener problemas a sobre las ocho. "Mientras estaba desayunando, se fue la luz, por lo que me asomé al balcón para ver si era un problema generalizado y me di cuenta de la riada de agua que venía por la calle", en palabras de Alberto Cardona, uno de los desalojados. "En ese momento, una vecina se quedó encerrada en el ascensor", añadió, por lo que llamó a los bomberos. Otra de las afectadas alertó de la inundación en el solar aledaño y escucharon "una cascada de agua que entraba al garaje", destacó María del Mar Rosselló respecto al sótano, que también acabó anegado.

El Ayuntamiento desalojó las 14 viviendas de la finca, con una veintena de residentes. Algunos de ellos son personas mayores e incluso había una mujer que tuvo que ser bajada en brazos, debido a que necesita silla de ruedas y el ascensor no funcionaba. Pese a que se activó el habitual protocolo de Servicios Sociales para ofrecer alojamiento a los afectados, no fue necesario porque optaron por casas de familiares, según detalló Antoni Noguera.

La rotura de la arteria dejó sin luz la calle Simó Ballester y sin agua a primera hora de la mañana los barrios de es Fortí, El Terreno y Son Armadans. Emaya realizó "una redistribución de la red" con el fin de reestablecer el servicio y sustituyó la tubería averiada antes de las 15 horas. Los operarios de la empresa municipal taparon el socavón que se formó en la plaza de es Fortí y que obligó a desviar el tráfico, aunque la normalidad volvió a última hora de la tarde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!