15 de mayo de 2019
15.05.2019

Las obras del Molinar se harán desde el mar durante el verano

La Autoridad Portuaria ha informado a los vecinos de cómo piensa reducir las molestias derivadas de esta reforma - El Club Marítimo y residentes han convocado una protesta este sábado

15.05.2019 | 13:12
Muro en construcción que servirá también de paseo peatonal.

La APB rechaza por unanimidad la recusación contra Gual de Torrella

  • La Autoridad Portuaria de Balears (APB) rechazó ayer la recusación presentada por el presidente del Club Marítimo del Molinar, Rafael Vallespir, contra el presidente del organismo estatal, Joan Gual de Torrella. El consejo de administración desestimó por unanimidad dicha recusación en todos los procedimientos relativos al Club. Vallespir planteó este apartamiento por la “animadversión manifiesta” contra él, según argumenta, del máximo responsable de la APB. El presidente del Club del Molinar quería que Gual de Torrella fuese inhabilitado de cualquier procedimiento relacionado con la entidad. Recientemente, Vallespir también puso una denuncia contra el presidente de la APB por coacciones, ya que le hizo unas fotografías con su hija. R. Galán. Palma

Las molestias de las obras del puerto del Molinar se reducirán a partir del 1 de junio y durante el verano se intentará afectar lo mínimo posible a los vecinos, ya que no se paralizarán, según las previsiones de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB), que ya han sido comunicadas a la asociación Born d'es Molinar que exigió que se paralizaran en temporada alta.

La APB ha recordado a los vecinos que la ejecución de las obras no se paralizará en verano, por necesidad de cumplir los plazos, pero que al realizarse en diversas fases, se podrá concentrar las actividades más molestas y generadoras de impacto, como las demoliciones, en el periodo actual. Así, la mayor parte de las molestias se producirán antes del 1 de junio.

Para minimizar aun más las molestias, como el ruido, polvo y vibraciones, la planificación de las obras se modificará para que entre el 1 de junio y el 15 de septiembre se puedan llevar a cabo los trabajos con medios marítimos, lo que supondrá una menor afectación directa a la primera línea, según ha explicado la Autoridad Portuaria.

Además, en esas fechas se intentará que los trabajos se ciñan al interior de la zona delimitada por el muro de cerramiento del puerto, para evitar molestias a vecinos y usuarios del paseo. La APB asegura que en el caso de ser necesarias actuaciones fuera de esa zona, las obras se consensuarán con el área de Movilidad del Ayuntamiento de Palma, "con la finalidad de minimizar las afecciones al tráfico peatonal y de bicicletas garantizando, en todo momento, la accesibilidad y el abastecimiento a las viviendas y comercios de la primera línea".

Concentración de protesta

Las obras del puerto tienen la oposición del Club Marítimo Molinar de Levante, de parte de los vecinos y restauradores, que han convocado una concentración de protesta este sábado, a las 11 de la mañana, frente a las instalaciones portuarias.

Los convocantes aseguran que las obras se realizan sin consenso vecinal y que conllevan un gran impacto ambiental. Para paralizarlas, han iniciado una recogida de firmas.

La construcción del muro lindante con el mar que será parte del paseo peatonal ha provocado nuevas críticas vecinales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!