07 de mayo de 2019
07.05.2019
Turismo

Los hoteles de la Platja de Palma generan uno de cada seis euros del PIB del sector

Un estudio promovido por Palma Beach analiza por primera vez el impacto económico del principal motor turístico de las islas

06.05.2019 | 20:52

Los hoteles de la Platja de Palma generan uno de cada seis euros del PIB del sector en Balears, una cifra considerable –más del 17%– si se tiene en cuenta que la zona solo ocupa el 0,3% de la superficie del archipiélago. Este es uno de los numerosos datos desglosados en el primer estudio que se realiza sobre el principal motor turístico de las islas. El impacto económico anual asciende a 1.437 millones de euros, según el análisis de 2017 efectuado por los economistas Catalina Barceló y José Antonio García Bustos basándose en datos de la Agencia Tributaria.

La idea del estudio partió de los empresarios de la marca Palma Beach, cuyo objetivo es mejorar la calidad del destino turístico, y lo presentarán mañana en un foro en el hotel Llaüt al que acudirán los principales candidatos a Cort para debatir sobre el futuro de la Platja de Palma. El presente en números se resume en que esta zona contribuye en un 3,16% al PIB total del archipiélago, tiene 11.806 trabajadores y genera un impacto indirecto importante en actividades relacionadas, ya que "de cada 100 euros producidos de manera directa, se crean de forma indirecta 44 euros más, que van a suministradores, proveedores, bienes y servicios", como indicó García Bustos.

En el análisis desde Can Pastilla hasta el torrente dels Jueus se han incluido 62 ramas de actividad y 1.600 agentes económicos, entre personas físicas y jurídicas, donde se contabilizan 877 autónomos. De dichas actividades, la que más peso tiene es la hotelera, un 30,5% del total (438 millones de euros en 2017); seguida de la compraventa y el alquiler, sobre todo de locales (139 millones); y con porcentajes muy similares, el comercio al por menor, la construcción (reformas y obra nueva) y la restauración, que rondan el 9% del total.

El director general de Palma Beach, Juan Miguel Ferrer, añadió que este estudio "deja patente la gran diferencia entre la inversión privada y la pública", debido a que "durante los últimos cinco años, según la asociación hotelera, se han gastado unos 600 millones, mientras que la administración no llega al millón de euros al año de media". En este periodo, "el 50% de la planta hotelera ha subido de categoría tras su reforma", sobre todo los alojamientos de grandes cadenas, por lo que ahora falta "aprobar una normativa valiente para que los pequeños hoteles puedan hacer lo mismo".

Ferrer no pide más inversión a la administración pública, sino "emular la anterior ley turística para premiar a quienes quieran aumentar de categoría". Además de los establecimientos que aún faltan, considera imprescindible acometer la modernización de la oferta complementaria. Para ello, "necesitan unas reglas de juego y un periodo de tiempo para poder adaptarse", concluyó quien cree que la Platja de Palma acabará siendo "la zona de ocio, compras y escape de Ciutat".

Palma Beach pide seguridad, limpieza y mantenimiento


Los empresarios de Palma Beach piden al gobierno que salga de las urnas "limpieza, seguridad y mantenimiento de las infraestructuras". "Con estos tres propósitos podremos crear uno de los mejores destinos de Europa", añadió Ferrer, quien cree que también es necesaria una ley para mejorar y modernizar la oferta complementaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!