23 de abril de 2019
23.04.2019

Las palmeras infectadas por el 'picudo rojo' disminuyen "significativamente"

Atribuyen la estabilización de la plaga al éxito de los tratamientos preventivos y a la disminución de ejemplares en el municipio

23.04.2019 | 02:45
Las palmeras datileras del paseo Sagrera están infectadas por el 'picudo rojo' desde 2012.

 

La limitación de productos fitosanitarios merma la efectividad
  • La limitación de productos fitosanitarios para luchar contra el 'picudo rojo' contemplada en el Real Decreto 1311/2012 del 14 de septiembre, según el cual desde enero del presente año no pueden utilizarse una serie de compuestos químicos que han sido los más efectivos contra la plaga, puede disminuir la efectividad.  Por ello, desde el departamento de Parques y Jardines de Cort se indica que se deberá observar cómo evolucionan los controles de esta plaga sin el uso de algunos de los productos que han demostrado su efectividad. En estos momentos se está estudiando la solicitud de autorizaciones excepcionales para poder seguir tratando esta plaga ya que, "en estos momentos, si no se trata, el 'picudo rojo' constituye una amenaza importante para el patrimonio vegetal tan ingente, estratégico y paisajístico de Palma". De hecho, se calcula en 7 millones el valor económico de las palmeras de propiedad municipal.

Las palmeras infectadas por la plaga provocada por el coleóptero conocido como 'picudo rojo' (Rhynchphorus ferrugineus) han disminuido "significativamente" respecto a años anteriores y desde 2012, marcando una tendencia a la estabilización por lo que respecta a la progresión de la plaga.

Fuentes del departamento de Parques y Jardines del ayuntamiento de Palma atribuyen la anterior situación "al éxito de los tratamientos preventivos y a la disminución de la población de palmeras en el municipio".

Según el último recuento de palmeras, en Palma existen 31.833 ejemplares, de las cuales 3.374 (10,6%) son públicas y el resto, 28.459 (89,4%) privadas.

Trece nuevos casos

A lo largo del año pasado se inspeccionaron las 3.374 palmeras municipales y se encontraron trece nuevos ejemplares afectados por 'picudo rojo', siendo el total acumulado desde 2012 de 421. Estas trece nuevas afecciones suponen una cifra similar a la detectada en 2017, año en el que se encontraron 14, aunque inferiores a los nuevos casos localizados en años anteriores. La palmera canaria es sigue siendo la más afectada, ya que de los trece ejemplares nuevos detectados diez son de esta especie.

Por lo que respecta a las palmeras que no son de propiedad municipal, desde 2017 hasta enero del presente año se han inspeccionado un total de 15.647, sumado las de propiedad privada con las de otras administraciones y entidades públicas, como los ejemplares situados en el paseo Marítimo. De las 11.662 palmeras particulares inspeccionadas, 1.577 están infectadas (un 13,5%, siendo la canaria, con un 33,3% la más afectada, seguida de la datilera, con un 9,3% y la washintoniana, con un 2,4%.

Las denominadas palmeras excelsas estaban afectadas en un 7%, aunque se advierte de que este porcentaje puede ser más elevado debido en parte al pequeño número de palmeras de este tipo inspeccionadas.

En relación a las palmeras de otras administraciones y entidades, se han analizado un total de 3.985, y se ha detectado una afectación del 4,94%. La especie más afectada sigue siendo la canaria, con un 12,8% y la datilera, con un 12,8%. Cabe señalar que en las alineaciones arbóreas de la ciudad, como pueden predominan los ejemplares de la especie datilera, frente a la canaria en la proporción de tres a uno.

Desde 2012 se realiza también un muestreo de los ejemplares adultos de 'picudo rojo', a los que se captura en trampas con comida y feromonas. Se observa que la densidad de población de estos insectos adultos en movimiento ha bajado considerablemente, en especial en la zona centro de la ciudad y el paseo Marítimo, aunque se ha incrementado en la periferia. Lo anterior se debe a que la zona litoral está más protegida y se actúa muy rápido en caso de afección para evitar la proliferación de la plaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!