Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tributos

Cort recaudará 8,3 millones más de lo que le cuesta la incineración

El Ayuntamiento ha puesto al cobro 199. 734 recibos correspondientes a la tasa de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos (TRSU) que gestiona el Consell por un importe de 32,6 millones

El aumento del reciclaje ha supuesto una disminución de la factura de la incineración de 2,5 millones.

El aumento del reciclaje ha supuesto una disminución de la factura de la incineración de 2,5 millones. DM

La diferencia entre lo que el Ayuntamiento de Palma recauda en concepto tasa de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos (TRSU), conocida también como de incineración, y la cantidad que debe ingresar al Consell de Mallorca por tonelada se agranda cada año.

Según se desprende del padrón de esta tasa correspondiente al presente año, cuyos recibos se han puesto al cobro en período voluntario desde el pasado día 15 de marzo hasta el 15 de mayo, el Ayuntamiento espera recaudar un total de 36,6 millones, mientras que prevé abonar al Consell de Mallorca por el total de toneladas de basura incineradas 24,3 millones, por lo que se produce una diferencia de 8,3 millones a favor de las arcas municipales, por un concepto en el que teóricamente solo se debe cobrar a los ciudadanos por el coste del servicio.

La diferencia entre la cantidad que se pone al cobro y el coste del servicio se ha incrementado en 2,5 millones en relación a años precedentes debido al aumento del reciclaje, lo que ha supuesto una disminución del número de toneladas de basura que son tratadas en la planta de Son Reus. Además, este año el número de recibos puestos al cobro se ha incrementado en 3.057, ya que se ha pasado de los 196.677 correspondientes a 2018 a los 199.744 emitidos en 2019. Lo anterior supone también un incremento en cuanto a la previsión de la recaudación, ya que, suponiendo que los ciudadanos abonen la totalidad de los documentos que se ponen al cobro se recaudarán 32,6 millones frente a los 31,7 millones del año pasado, lo que supone un aumento de 906.234,16 euros.

Fuentes municipales explicaron que este incremento en cuanto al número de recibos y a la recaudación se debe, por un lado, "a la tarea de depuración del padrón que tiene encomendada la Agencia Tributaria de les Illes Balears (ATIB), que recauda esta tasa a cuenta de Cort. Al respecto, se indicó que se dieron muchas bajas de recibos en 2018, lo que provocó una disminución en relación a 2017, que dieron lugar a posteriores liquidaciones, incorporadas a lo largo del presente año.

A la espera del nuevo reparto de los costes

Los costes del tratamiento de residios sólidos urbanos que el Consell cobra a Cort por tonelada incinerada se reparten en función del mismo baremo que se utiliza para el pago de la recogida de basuras. Lo anterior provoca que, por ejemplo, dos terceras partes del coste se atribuyan a las viviendas y despachos, mientras quedan fuera actividades económicas no contempladas con un epígrafe específico, como son los ambulatorios, los museos, gasolineras, polideportivos, cuarteles, conventos, puertos deportivos e instalaciones portuarias y aeroportuarias, entre otras. Con el fin de establecer una distribución más equilibrada se ha encargado un estudio a una empresa especializada.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats