12 de abril de 2019
12.04.2019
Movilidad

El censo de turismos con la potencia más baja se ha incrementado un 30% en un año

Cort ha puesto al cobro el impuesto de Circulación, que incluye 282.165 recibos con los que espera recaudar 22,8 millones

11.04.2019 | 22:08
En el padrón del impuesto de Circulación solo hay 66 turismos eléctricos en Palma.

El censo de turismos con la potencia más baja, en concreto de menos de ocho caballos fiscales, se ha incrementado en la ciudad en un 30,7% en solo un año. El ayuntamiento de Palma ha puesto al cobro en período voluntario desde el pasado 15 de marzo hasta el próximo 15 de mayo los recibos del impuesto de Circulación, por los que espera recaudar 22,8 millones, 252.180 euros más que en 2018.

De los 282.165 recibos emitidos, 201.223 corresponden a turismos propulsados por gasolina o gasoil. El resto son de motocicletas (32.948), camiones (24.631), autobuses (957) y tractores (2.518). Según se desprende del padrón, solo 27 camiones eléctricos pagan el impuesto en Palma, cifra a la que se suman 66 turismos. En cambio, hay 668 coches híbridos.

La mayor parte de la recaudación del impuesto se corresponde también con los turismos de distinta potencia. En concreto, de los 22,8 millones que se esperan recaudar, 18,3 son de recibos de coches propulsados por gasolina o gasoil. En la gama de potencia más baja, con menos de 8 caballos fiscales hay 12.894 recibos frente a los 9.863 que había en este apartado el año pasado, lo que supone un incremento de 3.031 coches de estas características y un aumento del 30,7%.

De hecho, los 3.973 coches más empadronados en la ciudad en relación al año pasado, la práctica totalidad se corresponden con la gama más baja.

Débil crecimiento económico


Este mayor aumento en esta franja es interpretado por la debilidad de la mejora económica que no permite acceder a la mayor parte de la población a turismos de potencias más elevadas y, en consecuencia, más caros. Otra explicación que se da a este fenómeno tiene que ver con el cambio en las rutinas de movilidad, que obligan a la adquisición de vehículos eminentemente de ciudad pensados para realizar cortos trayectos y, en especial, fáciles de aparcar por su reducido tamaño.

Pese a lo anterior, el grueso de turismos censados en Palma se corresponde con la franja comprendida entre los 8 y 11,99 caballos de potencia fiscal. En esta franja se han emitido 124.727 recibos frente a los 122.789 del año pasado, lo que supone un incremento de 1.938 (un 1,5% más).

En las franjas de potencias superiores este año se ha producido una disminución del número de coches empadronados en la ciudad. De esta forma, los turismos con una potencia de entre 12 y 15,99 caballos fiscales han pasado de 55.524 a 54.573; los de entre 16 a 19,99 caballos fiscales pasan de 6.463 a 6.423.

Por el contrario, los automóviles de potencia más elevada, superior a los 20 caballos fiscales, han experimentado un ligero repunte, aunque de tan solo ocho unidades, ya que el censo ha pasado de 2.601 coches a 2.609.

El número de motocicletas sigue subiendo ya que en el censo actual hay 32.948 vehículos de estas características y en el del año pasado había 30.344. En cambio, el número de ciclomotores censados ha disminuido, ya que se ha pasado de los 18.348 de 2018 a los 17.871 actuales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!