03 de abril de 2019
03.04.2019
Historia

Así es la Nao Victoria que se puede visitar desde hoy en Palma

La embarcación ya está en el puerto de Palma - Se abre al público en el Club de Mar hasta el próximo martes

03.04.2019 | 13:46
Así es la Nao Victoria que se puede visitar desde hoy en Palma

Un salto en la Historia, cinco siglos atrás. Es lo que sucede cuando se sube a bordo de la Nao Victoria, la réplica exacta de la primera embarcación que consiguió dar la vuelta al mundo entre 1519 y 1522 y que ya está en Mallorca. A partir de este viernes, se podrá visitar en el Club de Mar, de 10 a 19 horas. Después pondrá rumbo a Menorca e Ibiza.

La Nao Victoria fue construida con motivo de la Expo 92 de Sevilla y desde entonces navega por puertos de todo el mundo para "difundir la historia naval de España", según explica en su primer día en Mallorca Pedro Giménez, director del proyecto y miembro de la Fundación Nao Victoria.

La embarcación es una réplica de la Victoria, que formó parte de la escuadra capitaneada por Fernando de Magallanes y que circunnavegó el mundo durante tres años bajo el mando de Juan Sebastián Elcano. A primera vista, el tamaño de la Nao Victoria sorprende por sus reducidas dimensiones, 26 metros de eslora y 7 metros de manga, que no le impidieron dar la vuelta al mundo hace cinco siglos ni hacerlo hoy día.

La nao está construida en pino y roble y recubierta de brea, que le da ese aspecto oscuro, como antiguamente, comenta Giménez. Cuenta con tres palos y seis velas cuadras. Como se trata de una réplica exacta, la nave requiere de un mantenimiento constante e incluso de achiques del agua que se filtra por las rendijas del casco.

A bordo, los visitantes pueden recorrer sus cuatro cubiertas, el camarote del capitán y otras zonas como las bodegas, donde actualmente vive la tripulación, formada por 14 personas. Durante las visitas, se instalan paneles informativos y audioguías en todas las cubiertas, además de las explicaciones que ofrece la tripulación. El tiempo que se puede estar a bordo es ilimitado, comenta Giménez. De hecho, hay gente que se detiene para observar cada pequeño detalle y otros que simplemente se hacen una foto en lo que creen que es "un barco pirata".

Mira las imágenes de la Nao Victoria.


El público podrá conocer cómo es esta réplica entre el 5 y el 9 de abril, comprando las entradas a través de la web fundaciónnaovictoria.org o en el mismo barco. De forma anticipada, ya han vendido 800 entradas en Palma y el lunes y martes tienen la agenda llena de visitas solicitadas por centros escolares. El precio de las entradas de adulto es de 5 euros y 3 euros para los niños de entre 5 y 10 años. También hay precio familiar, de 12 euros para 2 adultos y hasta 3 niños de entre 5- 10 años.

Un poco de su historia


La Victoria fue la única que regresó de las cinco embarcaciones que partieron en 1519 de Sanlúcar de Barrameda, para abrir una ruta por el oeste hasta las islas de las especias, la actual Indonesia. Pedro Giménez relata las condiciones de esa histórica gesta, en la que de unos 240 hombres, "solo volvieron 18 valientes" a bordo de esta embarcación.

Este miércoles, explica el director del proyecto, la Nao Victoria hace escala en diferentes puertos con una tripulación de la que solo cuatro o cinco son personal fijo y el resto son voluntarios que se embarcan durante tres meses, desde prejubilados a jóvenes de 18 años. "Todo es aprender y enseñar", comenta Giménez, quien también define su proyecto "como un gran hermano flotante".

Una nueva réplica, la Nao Victoria 500, se está construyendo para que sea un museo flotante en Sevilla. La nueva embarcación mantendrá las mismas dimensiones, pero se construirá en materiales más modernos "que no requieren tanto mantenimiento", explica Pedro Giménez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!